Hace casi dos años y medio os presenté el reportaje del alto de la Cobertoria por Pola de Lena en este mismo blog, una ascensión durísima cuyos números generales suelen engañar debido a la suaves partes inicial y final. Así, nos encontramos con un puerto cuya pendiente media, medido desde el Ayuntamiento de Lena, es de un 8,5%... Sin embargo la subida en sí, la parte dura, arranca del barrio lenense del Molín de la Sala, lugar donde comencé, también, la medición del Gamoniteiru. De esta manera la Cobertoria es un puerto de 9,5 kilometros a una pendiente media del 8,85% y con una amplia zona central al 10%, lo cual no cambia en absoluto… La Cobertoria, puerto muy utilizado (en lo referente a esta vertiente, desgraciadamente sólo su bajada) tanto en la Vuelta a España como en la Vuelta a Asturias y Vuelta a los Valles Mineros, es una subida cuyas obras tardaron en ejecutarse casi diez años… Se finalizó primero la vertiente de Llanuces y, posteriormente, la de Pola de Lena. Estas obras han convertido a dicho puerto en un coloso muy temido, más aún que antes de las mismas, pues la Cobertoria “antigua” era una carretera estrecha cuyas rampas, aunque similares, estaban más escondidas entre los árboles, además de contar con más “descansos”. Sin embargo, ahora, goza de una extraordinaria regularidad, una continuidad en la pendiente que la hace temible entre los cicloturistas de la zona. Ello también ha favorecido a la ascensión global al Gamoniteiru, el cual rivaliza, sin ninguna duda, con el Angliru, su "hermano" del Aramo.

Arranco la medición en el Molín de la Sala, poco después de pasar la Residencia de la 3ª Edad de Pola de Lena, y justo cuando la ascensión se torna seria, situándose la pendiente ya por encima del 7% (sobre la cual nos mantendremos casi sin descanso durante los siguientes 8 kilómetros). El paso por las localidades de Palacios y Piedracea cuenta con algún pequeño llaneo que contribuirá a coger fuerzas para lo que viene a continuación... Tras salir de Piedracea la pendiente se eleva hasta el 10-11% y la carretera tomará un cariz repetitivo que provoca en el ciclista una sensación extrañamente agobiante. La anchura, el piso impecable, la vista de la parte final y, cómo no, las terribles pendientes tan seguidas, características de esta vertiente de la Cobertoria. Alcanzamos la localidad de Armá, pero sigue la misma tónica: rampa al 10%, rampa al 8%, rampa al 12%, rampa al 11%, y así sucesivamente... No será hasta que nos aproximamos a los desvíos hacia el Área Recreativa de La Peral y al Cuchu Puercu, el lugar donde la decoración cambie notablemente: una amplísima curva psicológicamente durísima en la que nuestro avance es mínimo. Pasado el desvío hacia el Cuchu Puercu nos encontraremos con las rampas más duras de la ascensión a este puerto. Es la zona de la Fuente La Faya, con pendientes que alcanzan el 14%, el colofón a cinco kilómetros apoteósicos (de dificultad, claro). A partir de ahí la carretera se introducirá entre la arboleda (durante algo más de un kilómetro, hasta el desvío al Gamoniteiru) y las pendientes se suavizarán, aunque aún nos encontraremos con zonas al 8-9%. La parte final (de algo más de un kilómetro) desde el cruce a Gamoniteiru hasta la cima de la Cobertoria no es más que un falso llano que sirve para que la pendiente media decrezca en demasía.

El alto de la Cobertoria alcanza una altitud de 1173 metros y salva, durante los 9,5 kilómetros medidos desde el Molín de la Sala, 841 metros de desnivel, con lo que la pendiente media es de un 8,85%. Un puerto de paso extraordinario que, contrariamente a lo que pueda parecer, sólo ha sido utilizado en una ocasión en competición: en la Vuelta a los Valles Mineros de 1975. Todo un despropósito...

Este es el perfil del alto de la Cobertoria por Lena, desde el Molín de la Sala:

Aquí tienes también una altimetría mejorada de la Cobertoria, desde el Ayuntamiento de Lena.


Y ahora unas imágenes de la ascensión:

Mapa de situación del alto de la Cobertoria:


También puedes verlo en Google Maps:





Os muestro a continuación una comparativa del alto de la Cobertoria por Lena con respecto a los puertos de paso más duros de la Vuelta a España 2012. Es lamentable que este puerto de paso extraordinario siga quedando en el ostracismo a nivel de competición...


Porque la Cobertoria por Lena es, sin duda, un puerto de paso que da muchísimo juego: para combinarlo con Trobaniello (uno de los Finestres españoles), San Lorenzo o Cruz de Linares, o para anteceder a un final extraordinario en Alba (subida de 7 kms a una media de más de un 10,4% y rampas de hasta un 26%).