Este es el gráfico de la subida a La Colladona, puerto muy conocido por la afición ciclista. Lo que aquí presento es la vertiente que sube desde Cabañaquinta, la cual es bastante dura, con un porcentaje medio superior al 7,5%. Lo más característico es la ausencia de descansos, siendo una ascensión muy continua (siempre entre 7-8%). La única pega que podríamos ponerle es que no es muy larga, de ahí que el coeficiente APM no sea excesivamente grande (como el de un puerto de 2ª).



Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: