El Monsacro, impresionante montaña que domina la zona central de Asturias y que "cubre" a la sierra del Aramo, es uno de esos retos casi imposibles para el ciclista, pues la pista que asciende desde la localidad de Los Llanos presenta unos desniveles realmente asombrosos (por encima del 30%) y un estado francamente nefasto. Comienza la subida a la salida de La Foz de Morcín, en un cruce que nos indica hacia Otura (a 2 kilometros). Ya a partir de aquí, las rampas son bastante fuertes, manteniéndose, salvo unos 100-200 metros tras el primer kilómetro, por encima del 8-9%. Llegados a Otura la subida aún se endurece más, encontrándonos con rampas que alcanzan el 13-14% y, ya cerca de Los Llanos, hasta un 17%. Pero la fisonomía de la ascensión cambia radicalmente en cuanto tomamos el desvío hacia las Capillas del Monsacro. Del suave asfalto pasamos, primero al hormigón brevemente, y, definitivamente, a una pista de tierra con abundante piedra suelta que se incrementa a medida que ascendemos. Ahora la decoración cambia por completo y comienzan a sucederse tramos por encima del 20%, e, incluso, más. Esta nueva fase, la más dura de la subida y, también, la más espectacular, nos va a proporcionar un espectáculo majestuoso en forma de repetidas curvas de herradura con pendientes que se asemejan a esas tan renombradas del Malga Palazzo o el Nebelhorn, con la salvedad que aquí se suceden entre tierra, barro y piedras, lo que le añade un grado mayor de dificultad. Y entre todo ese tramo, destaca uno principalmente en el que durante más de 100 metros la pendiente no decrece del 27-28% alcanzando topes del 34% que hacen difícil incluso subir a pie. Es lo más duro de la subida, pero aún nos queda algo más de un kilómetro para coronar de forma definitiva, puesto que poco después de esa tremenda rampa llegamos a un altillo, a casi 850 metros de altitud, al cual sucede un abrupto descenso para enfocar la última parte. Son apenas 200 metros que servirán para respirar de tan magno esfuerzo y afrontar una descomunal rampa con pendientes que se van por encima del 20%, lo cual a estas alturas, tras lo que hemos dejado atrás, no parece tanto. Ahora las vistas son sensacionales, pudiendo observar, si la meteorología lo permite, el mar y toda la zona central de Asturias. Y culminamos la subida, 800 metros después, perdiendo paulatinamente fuelle la misma hasta llegar al tramo de descenso que conduce a las capillas (este tramo no lo recoge la altimetría).

Estas son algunas de las fotografías de la subida:

El inicio de la subida, en este cruce hacia Otura.

Carretera serpenteante, pero en buen estado.

Ya muy cerca de llegar a Los Llanos nos encontramos con rampas que llegan al 17%.

Los Llanos, donde se inicia la parte final (y más dura) de la subida al Monsacro.

Cartel indicador de la ruta a las Capillas medievales del Monsacro.

Este es el tramo de hormigón que, aunque breve, ya sirve de aperitivo para lo que viene más tarde, pues las rampas se van al 19-20%. 

Una pena las torretas de alta tensión que afean una ascensión tan impresionante como esta.

La Foz de Morcín, inicio de la subida, muy, muy abajo.

La pista está muy rota y los desniveles son escandalosos...

Aquí vemos la parte inicial de la pista.

El tramo más inhumano de la subida, con rampas que durante más de 100 metros no bajan del 27-28% y que llegan al 34%.

Sobran las palabras. La dureza es máxima.

Si se asfaltase algún día, el Alpe D´Huez tendría un duro competidor...

Vamos camino de terminar la primera parte de la subida, la más dura.

Y llegamos al primer altillo, con la bellísima sierra del Aramo de fondo.

Ahora se abre ante nosotros un abrupto descenso para enfocar la última parte de la subida, que se ve a la izquierda...

Ya hemos empezado esta última fase de la ascensión, pero el estado de la pista no varía... y los desniveles tampoco.



Prácticamente toda la zona centro de Asturias, y, al fondo, el mar.


Últimos coletazos de la ascensión.

Allí al fondo, el Angliru.

Y culminamos la ascensión. 

Ya podemos ver una de las capillas medievales...

Y, un poco más adelante, otra.

Mapa en Google Maps:


Ver mapa más grande

Dos imágenes extraídas de Google Earth donde se puede observar la ascensión al Monsacro.