En esta ocasión os presento todo un "muro", una pared difícil de subir (al menos con bici de carretera) debido a unos porcentajes de escándalo y un piso hormigonado en muchas zonas. Esta subida se inicia en la localidad mierense de San Andrés, en pleno valle de Turón, dejando la carretera que asciende a Urbiés por el alto de la Colladiella. El inicio ya servirá para decidir si este es un buen día para afrontar esta subida porque las rampas rápidamente se sitúan en el entorno del 20%, llegando a picos del 23-24% aún en asfalto... Pero en cuanto cambiamos a la zona de hormigón lo que parecía imposible se convierte en realidad y la carretera se inclina aún más. ¡Qué pequeño se ve San Andrés ya! Miras el cuentakilómetros y aún no has llegado a los primeros 500 metros. ¿Qué es esto? Toda una odisea, toda una pared, estrechísima, sombría, casi lúgubre... Un nuevo "muro", ahora al 28%, ahora al 23, ahora al 24%... Parece que la ascensión puede ir a parar a alguna cabaña perdida en el monte, pero de pronto se empiezan a ver unas casas... Sigue el desconcierto porque no hay cartel... Continúas de frente y los toboganes de Armiello (así se llama el pueblo) son terribles (rampas superiores al 10-12%), aunque descansos para lo que viene ahora, que no es otra cosa que los 400 metros más terribles, en asfalto, que he ascendido en toda la cuenca del Caudal. Tal vez la dureza de sus rampas se asemeje a la Llosa Alfonso, pero la estrechez de esta carretera hace que mantener el equilibrio sobre la bicicleta sea casi una odisea... Nuevas rampas al 28-29% nos situarán en el cruce con la carretera que asciende a San Xusto. Y aquí, sí, en el cruce, pararemos esta brutalidad. El resto es otra cosa y casi mejor descender y recuperar fuerzas después de este infierno de tan solo 1,35 kilómetros a una media del ¡¡¡18%!!!

Este es el perfil de la subida:

Alguna de las fotos de la subida:

Aquí empieza esta "subidita", en San Andrés de Turón.

Rampas de escándalo aún en asfalto.

Tras unos 300 metros pasamos al hormigón y la carretera se inclina más y más...

Casi imposible mantener el equilibrio por zonas como ésta.

Nos acercamos a Armiello y el infierno continúa...

Y en Armiello "vuelve" el asfalto".

El paso por el pueblo también es estrechísimo... y durísimo...

La salida del pueblo. Miras hacia delante y ves esto... Difícil de mantener el equilibrio incluso andando

Miras hacia atrás y ves esto...

Estrechísimo el paso... La pendiente media de estos 400 metros es de un ¡¡¡¡¡22%!!!!!

La tortura casi a punto de finalizar...

Y salimos, tras "solo" 1,35 kilómetros, a la carretera que asciende a San Xusto desde La Rebaldana.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps (viene en dos tramos. No aparece de forma íntegra, hasta arriba):





Tramo intermedio: