Si hay algo por lo que destaca la Vuelta a España es por la cantidad de llegadas-trampa, si bien en el recorrido de 2012 han apostado más bien porque éstas acaben arriba, en lugar de aprovechar otras situaciones (descensos, por ejemplo). Ézaro, Rapitán y La Lastrilla son tres ejemplos de cortas subidas con fuertes desniveles. Algo similar se podría hacer en Mieres aprovechando una pequeña gran ascensión situada a pocos kilómetros del centro de la capital del concejo. La Faidosa, con su tremendo kilómetro al 17%, ya la presenté hace unos tres años en el blog, pero faltaba indicar las rampas máximas y colocar algunas fotos para que vierais bien a las claras el tipo de subida al que nos enfrentamos... Os tengo que revelar que dicha subida la recomendé a mi club ciclista (el Puerta de Asturias) para incluirla en el recorrido de la Vuelta a la Montaña Central de 2011, si bien no pudo disputarse debido a diversas razones...

La Faidosa es una pequeña ascensión con dos vertientes. La vertiente de Siana comparte con el alto del Couxial y con el Picu Siana la primera parte (en torno a 600 metros) siendo muy irregular: combina rampas de hasta un 20% (que no he señalizado en el gráfico) con descensos. La cara de Ablaña, por su parte, es de una extraordinaria dureza, con pendientes que se van hasta un 26%, y para encontrarla debemos tomar la carretera del cementerio de la localidad (de Ablaña). Un kilómetro tan solo, pero...

Este el perfil de ambas vertientes:


Unas fotos de la subida (de la vertiente de Ablaña):

Tomamos la carretera del cementerio de Ablaña.

El asfalto está bien, pero la carretera es bastante estrecha.

Más que dura, durísima...

Herraduras...

...y más herraduras.

El segundo medio kilómetro es apoteósico. Aquí las pendientes se van al 20%...

Difícil mantener el equilibrio aquí...


Y la pendiente aumenta y aumenta...


Cien metros para coronar que se nos harán eternos...

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: