Esta es la altimetría de otra de las vertientes de Santo Emiliano. Se inicia en Mieres y sigue el mismo trazado que la ascensión tradicional a Santo Emiliano durante dos kilómetros y medio, hasta que tomamos un desvío (bastante indicado) hacia Rioturbio. La primera parte tras este cruce es muy suave (incluso en bajada), aunque la pendiente media va aumentando progresivamente. Cuando llevamos poco más de kilómetro y medio en esta carretera (y poco antes de la localidad de Entrerríos) encontramos un desvío hacia la izquierda a Prurriundu, iniciándose a partir de aquí una zona durísima que poco tiene que ver con lo pedaleado hasta ahora. Los muros se suceden sin descanso durante casi un kilómetro. Primero sobre asfalto hasta este pueblo, luego hormigón y de nuevo sobre asfalto, este tramo le da una fisonomía muy diferente a esta ascensión que siempre pareció un tercera sin más. Esta pequeña "trampa" finaliza en la carretera tradicional de Santo Emiliano, a poco menos de dos kilómetros para la cima, en un tramo que tampoco desmerece en cuanto a dureza.

Ahí van unas fotos de ese tramo durísimo:

Este es el desvío hacia Prurriundu, cuando ya llevamos algo más de 4 kilómetros de leve ascensión.

Esto es Prurriundu, ya sobre hormigón y con fuertes pendientes.

En esta foto se ve parte de las terribles rampas de este tramo.

Y salimos a la carretera de Santo Emiliano, cuando quedamos menos de 2 kilómetros.

Vista de la última parte de la "trampita".

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: