Hace unos años el gran Rafael Goyanes citaba la existencia de una subida de impresión en la carretera que, partiendo de Mieres va al alto de Santo Emiliano. Esta ascensión ya la recogía en su página de altimetrías (la web de los puertos asturianos), pero carecíamos de más referencias. Hace unos días me acerqué por allí para verla y “tomarle medidas”. Esto es lo que me encontré:

“En la carretera que va de Mieres a Langreo por el alto de Santo Emiliano tomamos un cruce poco después de una gasolinera (antes de Murias). Es la carretera que sube a La Matiná. Pero las indicaciones sobran porque la primera rampa de la subida es de impresión (un 17%) manteniéndose así durante 300 metros. Tras un corto descanso retomamos la dureza ya hasta arriba. Nuestro objetivo es el área recreativa de la Teyerona, por lo cual en los diferentes cruces que nos encontraremos a lo largo de la ascensión tomamos siempre esa dirección. La parte final vuelve a sorprendernos, pues hay rampas que superan ampliamente el 10% (yo diría que llegan al 15%, aunque no lo puedo certificar, por ello no lo indiqué en el gráfico, pero sí se intuye en las fotografías). Tras casi cuatro kilómetros y medio de durísima subida llegamos al alto, accediendo al área recreativa después de un corto descenso. Las vistas son impresionantes (ver fotos).

Los números de la subida indican a las claras como es: 4,4 kilómetros al 9,97% (y rampas que alcanzan el 17%).

Con esta ascensión ya hemos visto una “trilogía” (Picu Siana, Rozamayor y la Teyerona) que, vuelvo a insistir, pueden ser perfectamente finales de etapa tanto de Vuelta a España como de Vuelta a Asturias para Mieres, puesto que las condiciones de las carreteras, como las respectivas partes finales (esto es, una explanada en su cima) son válidas para acogerlos.


Unas imágenes de la ascensión:

Aquí comienza todo. El cruce que parte de Mieres (en dirección a Santo Emiliano) y que se desvía hacia la Matiná y Fresnedal.

En estas dos imágenes que se ven a continuación se ve toda la dureza de la primera parte de la ascensión. Durante 300 metros el desnivel es tremendo.



Poco antes del desvío en que dejamos de lado la carretera que desciende a La Llonga.




Continuamos por la izquierda.



El desvío al Monte La Teyerona

En la parte final encontramos un "muro" como este de abajo.

Este es el bello paraje al que llegamos tras casi 5 kilómetros.

Una foto que más parece una postal.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps:
Ver mapa más grande