Angliru, sinónimo de terror en términos ciclistas y cicloturistas. Angliru, el puerto más conocido de España. Angliru, la subida que levanta más pasiones entre los aficionados. Angliru, el coloso de Riosa... ¿Sólo de Riosa? Pues no. Al alto del Angliru se puede ascender también desde el concejo de Morcín (partiendo de Santa Eulalia), llegando a Viapará por la carretera que recorre Las Vegas de Cardeo y Busloñe. Luego, la última parte, sí, es de Riosa, y es, también, la misma que todos conocemos. Esos 6 kilómetros, aproximadamente, demoledores, con pendientes que alcanzan el 21% a la altura de Les Cabanes y el ¡¡¡23,6%!!! en la Cueña Les Cabres... ¿Pero cómo es esa primera fase, esos algo más de diez kilómetros iniciales? Pues ciertamente irregulares, con zonas muy duras (con pendientes que alcanzan el 21%) y otras de descenso que perjudican la pendiente media.

Iniciamos la subida a esta vertiente del Angliru en la localidad de Santa Eulalia de Morcín (también punto de arranque de Vega Bobies, con el que comparte la primera fase). Unos primeros kilómetros casi de tanteo, con pendientes que rara vez se acercan al 6%, nos llevarán a las Vegas de Cardeo, donde se sitúa el primer descansillo de la ascensión, previo a la primera fase realmente dura del puerto. La carretera es bastante irregular, lo que contribuye a que la sensación de desasosiego sea aún mayor. El alto aún está muy lejos, lejísimos, y las rampas que comenzamos a atravesar oscilan entre el 8 y el 10%. ¿Incómodos? Pues sí, es la sensación que vamos a tener en esta vertiente cuando pasemos por Busloñe, ya que Viapará está situada frente a nosotros y el Angliru está aún tan arriba que parece casi imposible que nuestro destino, por esta carretera, sea el coloso... Y a la salida de Busloñe, un nuevo descanso, un descenso y una rampa demoledora que se va al... 21%... Y la Cueña, todavía 800 metros más arriba... verticalmente claro... Pero esta subida es muy irregular y tras el brutal tramo, otro descenso. La última fase antes de llegar a Viapará, ya por la misma ladera de la montaña, y con Busloñe enfrente, vuelve a endurecerse. La última rampa antes del cruce es impresionante (al 17%). Sólo se siente una sensación de bloqueo, de pedalear y no llegar, en esa zona... Y aún falta lo peor, que no es otra cosa que los 6 kilómetros más duros del ciclismo español y, posiblemente, europeo, al menos en asfalto. Pero antes de comenzar con ellos, otro descanso y van... varios. Cuesta Les Cabanes, descansos al 10%, Cobayos, Cueña Les Cabres, Aviru... Hay poco que comentar ya de esa última parte que es la misma que ya os describí en el reportaje de la vertiente riosana. Pero conviene quedarse con unos cuantos datos: 1415 metros de desnivel (mucho más que por la cara de Riosa), 18,5 kilómetros (por 12,7 de la otra) y un coeficiente APM de 497 (492 la otra)... Números que hablan por sí solos de una vertiente que sigue sin utilizarse en el ciclismo profesional...


Este es el perfil de la ascensión:

Unas imágenes de la ascensión:

Salimos de Santa Eulalia de Morcín en dirección Vegas de San Esteban.

Antes de los dos kilómetros encontramos esta rotonda en la que tomamos la carretera de Busloñe.

Lejísimos aún el Angliru.

 

Tras salir de Vegas de Cardeo las rampas se tornan serias (entre el 8 y el 10%). 

Este es el desvío hacia La Vara y Vega Bobies (a la derecha), pero nosotros continuamos por la misma carretera.

Esto es Busloñe... muy lejos de nuestro objetivo...  

Y frente a nosotros la gran rampa del 21% que encontramos en esta primera fase.

Muy irregular esta zona, posterior a Busloñe, con tramos de llano, bajadas, subidas...

Y esta es la última rampa previa a Viapará, la cual parece no acabar nunca...

Viapará, con el coloso en frente...

Comienza el infierno... de los últimos kilómetros

La parte final de la Cuesta Les Cabanes, con pendientes que alcanzan el 21%.

Uno de los tramos de "descanso" del Angliru (al 9-10%). Sólo cabe armarse de paciencia en esta zona.

Y ahí está la Cueña Les Cabres...

En esta precisa zona el altímetro marca 18%, aunque parezca llano... y aún se inclina, como vemos al fondo, más.

La Cueña Les Cabres y la curva de Cobayos vistas desde arriba.


Tras pasar la Cueña aún quedan zonas para "retorcerse" como ésta...

Últimos "latigazos" del Angliru... Esto parece no acabarse nunca... 

Los números que encontramos en la cima, que son los correspondientes a la vertiente de Riosa. Pero al Angliru se puede subir por otro camino, como habéis visto aquí.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps (se muestra sólo el tramo inicial, hasta Viapará):