La subida a Bendueños es uno de los numerosos "muros" que encontramos a lo largo y ancho de nuestra orografía lenense. Pero esta es caso aparte. Ésta es de las que te obliga a echar el pie a tierra (en la mayoría de las ocasiones). Comenzamos la ascensión unos 500 m. más allá de Campomanes, en la ruta que nos conduce por el valle de Pajares, y tras superar la carretera que nos lleva a Malvedo. Los inicios son respetables (pendientes que oscilan entre el 7 y el 8%), como aquel diría, para “entrar en calor”. Tras un ligero descenso que nos conduce a La Frecha, tomamos un cruce en dirección a Herías y aquí el asunto se empieza a tornar serio, puesto que la pendiente ascienda de forma abrupta y vamos tomando altura a una velocidad de vértigo. La pendiente media del 2º kilómetro ya se va a un 10,8% (si descartamos los primeros 200 metros, antes de tomar el cruce, posiblemente se supera el 12,5%). Llegamos a Herías, un bello pueblo situado a 535 metros de altitud y a partir de aquí comienza una nueva fase de la ascensión. Aquí comienzan los 800 metros que bien pudieran rivalizar con la famosa Cueña Les Cabres, en el Angliru. Seguimos la indicación al Santuario de Bendueños por una estrecha caleya hormigonada y que sube, casi, en vertical. La pendiente es brutal (en sólo 500 metros, pasamos de 535 m. de altitud a 611, un ¡15,2%!), la carretera estrechísima y aún más disminuida por las hojas, las piedras y las castañas que invaden el asfalto.  Las rampas que encontramos nos harán apretar los dientes de lo lindo y "buscar" el triple plato (para quien tenga la suerte de llevarlo). Tras 800 metros, desde Herías, llegamos a un pequeño alto, situado a más de 660 metros de altitud, para descender inmediatamente hacia la localidad de Bendueños, desde donde podemos contemplar unas maravillosas vistas. 



Estas son algunas imágenes del pequeño "muro" lenense:

 

Dejamos la carretera del puerto de Pajares y nos dirigimos a La Frecha.

En la localidad de La Frecha tomamos este desvío hacia Herías y el Santuario de Bendueños.

Y vamos cogiendo altura vertiginosamente.


En pleno centro de Herías nos encontramos con este cartel. A partir de aquí, el no va más...

...un impresionante tramo recto que se inclina más y más...

Brutal rampa por encima del 20%...

Coronamos tras casi 3 kilómetros de durísima ascensión.

Y llegamos, al fin, a Bendueños.

La subida, en Google Maps: