Hoy presento en mi blog uno de los puertos más legendarios del ciclismo: el puerto de Pajares o Puertu Payares, ascensión durísima en su vertiente asturiana y que ha sido utilizada por diversas rondas tanto profesionales, como amateurs. Con sólo ver el gráfico nos damos cuenta de que estamos ante un puerto de primera categoría en el panorama ciclista internacional (y con ello no me refiero a la catalogación que haga la Vuelta a España o la Vuelta a Asturias). Comencé la medición en las inmediaciones del pueblo de La Frecha, cerca de Campomanes (en realidad en un cruce que nos indica hacia este pueblo). La ascensión en sí se divide en dos partes muy bien diferenciadas y muy progresivas ambas. La primera, hasta el mirador, de casi 10 kilometros, con rampas considerables superiores al 10% en la zona de La Romía y poco antes del propio mirador. La segunda, desde Flor de Acebos, en la cual va aumentando la pendiente hasta llegar a ese apoteósico tramo del 17%, casi en la cima de Pajares. Podríamos decir que es un puerto de desgaste, por su longitud, ya que, si bien tiene zonas en que la pendiente es muy floja (del 2-3% antes de Puente de los Fierros y entre el mirador y Flor de Acebos), la combina con zonas de rampas muy sostenidas al 8-9% en la primera parte, y por encima del 10% en la segunda. Pajares ha sido un puerto utilizado en múltiples ocasiones como final de etapa prolongando dicha ascensión hasta la estación de Valgrande, lo cual no es de mi gusto, ya que podrían verse mejores etapas situándolo como intermedio tras un encadenamiento con otras subidas asturianas como pudieran ser Maravio-Campa Dosango-Cordal-Pajares, o bien Cruz de Linares-Cobertoria-Pajares u otras fórmulas similares, aunque buscando finales atractivos dentro de la zona norte de la provincia de León (que los hay).


Tienes fotos de la ascensión en el reportaje de Cuitunigru.



Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: