La ascensión al pueblo de Fresnadiello, en el concejo de Aller, no tendría menor trascendencia si no dijéramos que se trata de 10 kilómetros de subida (muy discontinua) y que nos encontramos rampas superiores al 25%. Se inicia en Moreda, ya que en el perfil altimétrico he añadido los 5 kilómetros de pendiente suave que transcurren por la carretera que sube a Santibáñez de Murias. Esta primera mitad de subida es francamente suave, como se ve en el gráfico, aunque está salpicada por alguna rampa que puede llegar al 4-5%. Tras ese tramo llegamos al cruce, en la localidad de La Enfistiella, atravesando un puente sobre el río Negru. Se inicia, ahora sí, la parte interesante ya que las rampas aumentan bruscamente hasta el 9-11%, y así durante 2-3 kilómetros. Pasada la localidad de Cabo y tras otro kilómetro bastante fuerte, afrontamos un breve descenso que nos deja en la parte final de la subida, en la cual la pendiente va ir aumentando progresivamente. Habiendo llegado ya a lo que se pensaba que era el fin de la ascensión, en pleno pueblo de La Carrera, se toma una pista hormigonada que nos va a llevar hasta Fresnadiello. Por suerte no llega ni a medio kilómetro, ya que las pendientes se alejan totalmente de aquellas por las que hemos transitado, situándose en más del 20%, alcanzando un tope del ¡¡28%!!, agravado ser de hormigón dicho tramo. Tras esa pendiente casi “irreal” llegamos a un cartel, más propio de otras épocas, indicándonos la localidad “perdida” de Fresnadiello 200 metros más allá y donde culminamos esta curiosa subida.

Estas son algunas de las fotos que tomé de esta ascensión a Fresnadiello.

La primera parte coincide con la subida a Santibáñez. El asfalto es francamente bueno y las pendientes son suaves.

Este es el cruce que hay en La Enfistiella, tras 5 kilómetros bastante flojos...

Este es el puente sobre el río Negro, en el cual empieza la parte dura de la subida.

Aquí ya se acabaron las bromas. Las rampas oscilan entre el 9 y el 11%, con curvas de herradura como esta y el asfalto bastante peor.

Y llegamos a Cabo, aún con rampas duras.

Tras pasar Cabo, la subida aún se endurece algo más, poco antes del descanso.

Y llegamos a Los Tornos. Ya en la última parte de la subida.

Otra curva de herradura antes de llegar a La Carrera.

Y esto es La Carrera. Aquí se acaba el asfalto y empieza el hormigón. Tras atravesar todo el pueblo y pensando que la subida había acabado me encontré con...

Vaya, parece que esto se pone peor...

Y aquí, aún más...

Mejor no mirar atrás...

Y esto es un ¡¡¡28%!!!...

El cartelito indicándonos por donde se va a Fresnadiello. Curiosamente es el primero que encontramos en el que aparece Fresnadiello. Jeje, tras 10 kilómetros, rampas hasta del 28%, hormigón,...

Fresnadiello, precioso pueblo casi colgado en la montaña.


La subida, en Google Maps: