No, la ascensión a Taja no es ningún puerto, aunque tiene números que se asemejan. Partiendo de la localidad de Entrago, donde también se inicia el puerto del Maravio por su vertiente tevergana, los primeros kilómetros coinciden con esa cara de dicho puerto que ya presenté hace unas semanas, la de Villamayor (con su famosa rampa de hormigón por encima del 18%). Hasta ahí, hasta el desvío a Villamayor las rampas son suaves generalmente (de menos de un 5%), lo que nos servirá de calentamiento para lo que nos encontraremos más adelante. Y es que a partir de ahí la subida se pone seria, a pesar de que en Campiello tendremos una pequeña zona de descenso. Con una sucesión de curvas de herradura y varios tramos que alcanzan el 11% nos situaremos en la localidad de Urria, colgada de la montaña a más de 800 metros de altitud y desde la cual salen varias pistas de tierra (¿”Finestres”? Habrá que investigarlo). Tras pasar este pueblo la pendiente sigue siendo muy continua y vamos a observar, allá al fondo, el final de la subida. Al igual que Bandujo o Valdorria, a Taja (o Taxa) llegaremos tras un breve tramo de descenso. Con 8,9 kilómetros a una pendiente del 6,13% y un coeficiente APM de 117, es ésta una ascensión muy recomendable para cualquier cicloturista debido al escaso tráfico, a las fascinantes vistas y a una carretera típicamente de montaña.

Y ahora unas fotos de la subida:

Mira la subida en Google Maps: