Somiedo, tierra conocida por su Parque Natural, alberga una gran cantidad de ascensiones de tremenda dureza. Algunas ya empiezan a sonar en el mundillo ciclista debido a la introducción de varias de ellas en la Vuelta a España. Si hace unos años fue San Lorenzo, en este año 2011 será el turno de la Farrapona, todo un coloso de dimensiones "alpinas". También la Vuelta a Asturias ha utilizado frecuentemente el puerto de Somiedo, salida natural hacia la meseta, para realizar auténticas etapas reinas al nivel de las del Tour de Francia. Pero a nivel cicloturista también podemos hacer otro tipo de ascensiones que, seguramente, no tienen cabida en el profesionalismo (una pena este hecho, sin duda). Y en Somiedo, también, hay varias: Villaux, Las Viñas, La Bustariega, Perlunes o... Villar de Vildas. Es de esta última de la que os voy a hablar en esta ocasión, aunque prolongando dicha subida hasta las Brañas de la Pornacal.

Tal vez el nombre de Brañas de la Pornacal no suene mucho a los más avispados buscadores de retos cicloturistas, pero cuando mencionamos Villar de Vildas y el concejo de Somiedo es entonces cuando sí se puede situar en el mapa la ruta que os voy a describir. Una ruta de una belleza sublime, de dureza media, excepción hecha de los dos últimos kilómetros, en los que las rampas son considerables (alcanzando el 21%) y, lo que es más importante, con escasísimo tráfico. Arranca esta ascensión en la localidad de Aguasmestas, en el desvío hacia La Rebollada y Villar de Vildas. Será un arranque realmente sorprendente, con pendientes al 7-8%, pero que suavizará en unos pocos metros... La irregularidad marca esta subida, combinando duras rampas con zonas de descanso (descenso incluido). Será, pasado el pueblo de Pigüeña, cuando encontraremos las pendientes más sobresalientes de la primera parte, cuando habremos de afrontar algo más de un kilómetro con rampas que alcanzan el 17%. Un tramo realmente duro que culmina en la localidad de Cores, tras el cual viene un abrupto descenso (con pendientes de hasta un 13%). Nuevas rampas y tramos llanos nos conducirán, definitivamente, a Villar de Vildas. La carretera, aquí, se abre completamente y se aleja de la garganta por la que hemos transitado en los 3 últimos kilómetros (aproximadamente). Será el momento de "caleyar" por el mencionado pueblo de Villar de Vildas en busca de las Brañas de la Pornacal. La carretera, muy estrecha, es de uso exclusivo ganadero como bien viene indicado en algunas zonas de la ascensión. Y llegamos al kilómetro 13 en el cual abandonamos el cómodo asfalto para transitar por un rugoso hormigón (en unas zonas mejor que en otras) que dificultará, sobremanera, nuestra misión... Y nuestra misión no es otra que finalizar en las Brañas de la Pornacal. Rampas tremendas afrontaremos en esos tres últimos kilómetros, aunque combinadas con zonas de descenso que servirán para "machacar" nuestras ya castigadas piernas. La subida culmina en las ya mencionadas Brañas de la Pornacal, a más de 1200 metros de altitud, un conjunto de teitos de escoba que nos transporta a otra época, como ese último tramo de la ascensión nos ha llevado a un ciclismo de épocas pasadas... El hormigón finaliza a la salida de las Brañas, aunque la pista ya de tierra aún continúa más arriba. Toda una más que recomendable subida para cualquier cicloturista, en el mismo concejo de la Farrapona...

Este es el perfil altimétrico:

Algunas fotos de la ascensión:

Este es el comienzo de la subida, en Aguasmestas.

El inicio es sorprendente, con rampas al 7-8%, aunque suavizará rápidamente... 

Esto es Pigüeña, en el kilómetro 5. Muy irregular la ascensión hasta aquí... 

Tras pasar el pueblo de Pigüeña las pendientes son tan leves que nos permiten gozar del maravilloso paisaje que nos rodea. 

Y llegamos a la primera zona realmente dura de la subida, situada en torno al kilómetro 8, con fuertes rampas... 

Hasta un 17% habremos de superar en esta zona... 

Esto es Cores, pueblo a partir del cual se inicia un tramo de descenso muy abrupto...

 

Paisaje extraordinario, aquí poco antes de llegar a Villar de Vildas...  

Y finaliza la primera parte de la subida, en Villar de Vildas.

"Caleyando" por el pueblo en busca de la carretera a las Brañas de la Pornacal. 

Carretera bastante estrecha a partir de este momento.

A partir de este puente, en el kilómetro 13 de ascensión, la carretera es de hormigón... 

Y comienzan a aparecer fuertes "muros" como el de la imagen...

Hasta un 21% alcanzamos en esta zona... 

Tramo demoledor de la ascensión, poco antes de culminar...

En esta imagen se observa un pequeño descenso antes de afrontar otra de las fuertes rampas de este impresionante tramo hormigonado. 

Hay que retorcerse sobre la bicicleta para superar esto...

Una vista de los últimos metros...


 

La última parte, ya en las Brañas de la Pornacal, con rampas que asustan...

Una imagen de las Brañas. 

Subida culminada.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps (la distancia que marca dicha página es errónea, como erróneos también son los indicadores de Aguasmestas a Villar de Vildas, tramo cuya longitud es de 12 kilómetros y no de 11).