PUERTO DE TROBANIELLO

Pero antes de empezar con el reportaje clásico quiero que veas este vídeo sobre la ascensión a Trobaniello que realicé en junio de 2011. Ascendí con bici de carretera por esa pista que es uno de "Finestres" españoles:




El puerto de Trobaniello arranca de la localidad de Santa Marina, en Quirós, lugar donde comienza también el alto de la Cobertoria, al menos en su parte más seria. Puerto gigante, de más de 1100 metros de desnivel, con tramos que sobrepasan el 15%, Trobaniello se caracteriza por ser de tierra en sus dos tercios de ascensión, lo que provoca que muchos cicloturistas sean reticentes a afrontarlo con bici de carretera, en tanto que algunos profesionales le niegan posibilidades para su inclusión en la competición (el mismo Samuel Sánchez llegó a afirmar que eso es ciclocross...).

El arranque es suave, en asfalto, lo que seguramente nos generará desconcierto. Ni un atisbo de esa dureza que viene después. Y así hasta Ricabo, donde cruzaremos un puente (pasando por el único cartel indicador que nos señala Trobaniello y Ventana por pista) y la decoración que comenzará a cambiar. Las rampas aquí ya empiezan a ser serias (acercándose al 10%), pero aún el asfalto nos permitirá pedalear con comodidad hasta Bueida, donde, ahí sí, se terminará éste y se iniciará el "sterrato" (y ya hasta el puerto Ventana).

Los primeros compases de la pista de tierra transcurren cubiertos por una frondosa arboleda y las pendientes oscilarán entre el 6 y el 8%. Con zonas realmente bellas, como si de un túnel de vegetación se tratara, vamos cubriendo esta fase, expectantes ante lo que se avecina...

Más de once kilómetros de puerto, de desgaste, para tropezarnos contra los "muros". El primero, en asfalto, alcanza el 17% (un aperitivo del clímax de la ascensión). Unos 200 metros que nos servirán para ponernos bien a prueba, porque lo que viene a continuación ya es más serio... Con un pedaleo cada vez más atascado, nos acercamos a una espectacular herradura de izquierdas que inaugura el tramo más duro del puerto, en asfalto también y en donde la pendiente no baja del 10% (y alcanza el 19%). Vale la pena ver las fotos, y más que eso, contemplarlo en directo, pues guarda ciertas similitudes con la curva de Cobayos y la Cueña, a un nivel menor, claro está.

Se sucederán, posteriormente, varias herraduras (salvando rampas al 12-13%), algunas en asfalto, otras en tierra, que se combinan con algunos descansos. Y poco antes de llegar a Trobaniello se descubre ante nosotros la carretera del puerto Ventana, con Páramo, Villa de Sub, La Focella, además de las montañas de la zona central de Asturias. En este momento nos damos cuenta de que estamos ante un puerto gigantesco, diferente, colosal... Pasados los 15 kilómetros de ascenso dejaremos a un lado la capilla que da nombre a la ascensión, Trobaniello, y seguiremos ascendiendo, en busca de la cima.

Otro kilómetro y medio donde "tropezaremos" con dos bruscas rampas, al 15 y al 16%, en hormigón y una fase bellísima, con  el puerto de Ventana de fondo. Pero esto vale más verlo en vivo o, al menos, en foto...

Trobaniello se corona tras 16,6 kilómetros de ascenso, salvando un desnivel de 1125 metros, a 1612 metros de altitud, y cuando quedan 3,4 kilómetros para alcanzar el puerto Ventana, al que se llega tras un tránsito en suave descenso, excepto los últimos metros que "pican" levemente para arriba.

Pido perdón por los datos imprecisos de la anterior medición, debidos lógicamente, a ser tomados con nieve y una meteorología muy adversa. Ésta altimetría es más precisa y alcanza, además, el puerto de Ventana.

Éste es el perfil de la ascensión:





Mapa de la ascensión:







¿Y qué posibilidades ofrece Trobaniello? ¿Para qué ascenderlo?

Trobaniello es un puerto que encadena a la perfección con dos ascensiones durísimas de Asturias: Cobertoria y San Lorenzo. Sí, las mismas que son utilizadas en los últimos años en la Vuelta a España. Pero aquí estamos hablando de subirlas por su cara este, mucho peor, al menos en el caso de la Cobertoria. En pocos lugares de España se pueden acumular tres puertos de categoría Especial y 3000 metros de desnivel (prácticamente) en tan solo 60 kms.

En el siguiente perfil os ofrezco una hipotética etapa Oviedo-Pola de Somiedo que enlaza sin llano entre puertos cuatro ascensiones, y culmina con un final similar al de Aprica en el Giro de Italia. En esta ocasión, en Pola de Somiedo.




Las reticencias a utilizarlo en la competición profesional son muchas debido a tratarse de una pista de tierra, pero en el Giro de Italia puertos similares se transitan en ocasiones. En los años 2005 y 2011 se ascendió el Colle delle Finestre, de "sterrato", sin problemas. Veamos algunas fotografías para comprobar el estado de esa pista, que sirva para compararlo con Trobaniello:



FUENTE:  http://www.climbbybike.com/mountainpictures/Colle%20delle%20Finestre%20_339.JPG


FUENTE:http://thearmchairsportsfan.files.wordpress.com/2011/05/giro-2011-stage-20-colle-delle-finestre-graham-watson.jpg

Aquí no hay ni trampa ni cartón y las imágenes no engañan para nada. El estado de ambas pistas es similar, pero en tanto que Finestre es un puerto venerado por los aficionados de medio mundo, Trobaniello es hoy día una subida desconocida para el gran público.
Pero si no convencen las fotos, aquí tenéis el programa de la RAI, Le Grandi Salite del Ciclismo, dedicado al Finestre:



En noviembre de 2012, en una charla de ciclismo organizada por el Club Ciclista Puerta de Asturias en Pola de Lena, se  preguntó a Samuel Sánchez y Javier Guillén por la utilización de puertos de tierra como éste, y la respuesta fue contundente: eso es ciclocross.  En tanto en el público tampoco se manifestaban opiniones muy favorables. Está claro que la Vuelta no es el Giro, porque efectivamente aquí aún no se ha subido nunca al Veleta (la carretera asfaltada más alta de Europa), ni el Llano de las Ovejas, ni Pradell, ni Fonte da Cova, ni Cobertoria por Lena, ni se han intentado puertos de tierra que se pueden descender por asfalto... El desaprovechamiento de la orografía es absoluto
.

Sin embargo hace unos años esta ascensión a Trobaniello contaba con posibilidades de convertirse en puerto de paso en ediciones futuras de la Vuelta a España. Así lo expresó Javier Guillén, director de Unipublic, en una entrevista:

http://encuentrosdigitales.rtve.es/2010/javier_guillen.htmlL