Cerca, muy cerca de las Hoces de Valdeteja (lugar de visita obligada para cualquier cicloturista), existe una ascensión durísima, aunque corta, que podríamos denominar como el "pequeño Alpe D’Huez leonés", por su gran cantidad de curvas de herradura. Esta ascensión de Valdorria se inicia en la localidad de Nocedo de Curueño, pueblo que encontraremos al transitar por la carretera la carretera LE-321, que une la Vecilla con el puerto de Vegarada. El arranque es realmente demoledor, pues la pendiente asciende rápidamente hasta situarse en un 18%, un recibimiento que deberemos tener en cuenta a la hora de entrar en la misma con el desarrollo adecuado y no llevarnos una sorpresa. Poco a poco, a medida que vamos haciendo metros va retrocediendo en intensidad hasta situarse en torno al 10%. Y entramos, entonces en la zona que le da espectacularidad, una impresionante sucesión de curvas de herradura que nos hará evocar rápidamente el gran coloso alpino. La pendiente se mantiene en todo el tramo en torno al 10-12%, con algunos picos que llegan al 15%. Pero no exageremos, Valdorria es una ascensión de poco más de dos kilómetros con una fuerte pendiente y con algunas rampas de consideración. A dicho pueblo llegaremos, finalmente, tras un breve descenso de unos 200 metros.

Unas imágenes de la subida:

El inicio de la subida, dejando la LE-321.

La pendiente crece de forma brusca hasta situarse en un 18%.

El estado de la carretera podríamos catalogarlo como irregular (o "botosa").

La sucesión de "herraduras" es lo más característica de la corta ascensión a Valdorria.


Espectacular como pocas ascensiones de esta zona central de la provincia de León

Últimos coletazos de la ascensión. El tramo es realmente duro.

Tras unos 200 metros de descenso llegamos a Valdorria.

Poco después la carretera pasa a ser de hormigón.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps:
Ver mapa más grande