Desde tiempos inmemoriales siempre he visto grandiosas etapas de montaña en Francia e Italia. Carreras en donde los nombres de Tourmalet, Galibier, Mont Ventoux, Gavia, Mortirolo, Madeleine, Alpe D’Huez, Marmolada o Pordoi resuenan por todos los sitios cuando se celebra el Tour o el Giro. Etapas impresionantes, durísimas y que parece imposible ver en ningún otro sitio. En sus rampas los más grandes escaladores de la historia han escrito páginas inolvidables que perduran en la memoria colectiva: Coppi, Bartali, Bahamontes, Van Impe, Ocaña, Merckx, Fuente, Hinault, Indurain, Pantani, Virenque, Armstrong,… Y todo ello genera que cualquier aficionado, con solo oir el nombre de esos puertos sienta verdadero respeto, puesto que son ascensiones que rozan la leyenda. En cualquier charla de ciclismo, en cualquier foro de este deporte, todo aficionado dice que esas etapas no se pueden hacer en España, en la Vuelta a España, pues no hay montaña comparable. ¿Es eso cierto? ¿En realidad no se pueden hacer etapas semejantes o mejores? Responderé con unos cuantos datos y unos cuantos perfiles de etapas posibles comparándolas con varias de las míticas del Tour y del Giro de los últimos años.

Al simple aficionado que ve el ciclismo cuando se celebra cualquier gran ronda por etapas, tal vez los nombres de Bustantigo, Pozo de las Mujeres Muertas, Cobertoria, Bustellán, Connio, San Lorenzo, Cubilla y otros muchos, le sonarán del invierno, de esos puertos que se cierran al paso por las inclemencias meteorológicas, sin detenerse en las grandes posibilidades que, para el ciclismo, albergan.

SESTRIERES 1992

Si hay una etapa grandiosa en el ciclismo de los últimos 25 años esa ha sido la de Sestrieres del Tour de Francia de 1992. Un colosal recorrido de 254 kilómetros con los pasos de Cormet de Roselend e Iseran entre los puertos de la jornada, la cual fue engrandecida, no cabe duda, por la demostración de Chiappucci, con una cabalgada más propia de otros tiempos, de más de 200 kilómetros, la cual puso contra las cuerdas al mismísimo Miguel Indurain. Pues bien, dicho recorrido, con más de 100 kilómetros se asemeja a una de las etapas que he diseñado, y aún de menor kilometraje, la Grado-Puerto de la Cubilla. El desnivel de ambas sobrepasa los 5000 metros y los kilómetros de escalada se acerca, en el caso asturiano, a los 100.

 

 

 


TRENTO-APRICA (GIRO DE ITALIA 2006)

El 2006 nos dejó etapas y recorridos sensacionales en las tres grandes vueltas por etapas (recordemos la majestuosa etapa de la Cobertoria en la Vuelta a España), pero si hay una que está en el recuerdo de los buenos aficionados al ciclismo es esta en la Ivan Basso dio una demostración impresionante llegando sólo a Aprica cuando ya tenía el Giro más que sentenciado. Por el camino, míticos pasos como Gavia y Mortirolo y un desnivel acumulado de 4000 metros. Pues bien, dicho encadenado se asemeja al que ya debiera ser un clásico en la Vuelta a España (el Cobertoria-San Lorenzo, aderezado por Somiedo y Colladiella, entre otros). Una etapa realmente brutal de más de 200 kilómetros.


 


SAINT LARY SOULAN 2001

Una de las mejores etapas de la era Armstrong fue ésta del año 2001, con final en el durísimo Pla D’Adet (estación de esquí de Saint Lary Soplan). Constaba de 6 puertos y acumulaba casi 4000 metros de desnivel. Pues bien, algo similar se puede hacer entre Navia y el puerto de Ventana, con la diferencia de que esta etapa asturiana acumularía incluso más kilómetros de ascenso.

 

 

 


ISOLA 2000 (TOUR DE FRANCIA 1993)

¿Quién no recuerda a Indurain y Rominger en el duelo de 1993? Pues bien, si hay una etapa mítica en el que duelo se mostró en su mayor esencia fue esta de Isola 2000 con los cuatro pasos de montaña por encima de los 2000 metros de altitud. La jornada tenía un desnivel acumulado cercano a los 5000 metros y los puertos de Izoard y Restefond (el techo del Tour). Algo parecido, aunque a pequeña escala en cuanto a altitud, se puede hacer en la fantástica etapa entre Salas y el alto del Acebo, con el durísimo Bustantigo en el tramo central para romperlo todo. 

FUENTES: Hemeroteca de El Mundo Deportivo, web del Giro de Italia, http://gcensidesa.zobyhost.com, http://www.cyclingcols.com y http://www.altimetrias.net/