Hace unas semanas presenté en este blog la ascensión a Fechaladrona, la cual arranca de la localidad de Villoria. Ese inicio de subida, los primeros 500 metros, es coincidente con la de los Tornos, que es la que ahora voy a describiros.

Pues bien, arrancamos de Villoria, localidad lavianesa que se localiza en la carretera que sube al alto de la Colladona, tomando un desvío que nos indica Los Tornos, así como Fechaladrona y el área recreativa de Campa Felguera. Tras unos suaves 100-150 primeros metros, poco a poco aumenta la inclinación de la carretera hasta situarse en torno al 6-7%, hasta llegar a la bifurcación de la carretera. Una se irá hacia Fechaladrona y la otra a Los Tornos. Es esta última la que tomaremos en esta ocasión. La carretera, durante los siguientes 3 kilómetros, se introducirá de lleno en la arboleda, despejándose en escasísimas ocasiones. Será una buena forma de enmascarar las fuertes pendientes que habrá que superar, ya que, salvo un tramo de poco más de 300 metros en el segundo kilómetro, la subida no da respiro. Rampas al 11, al 13 e, incluso, al 14%: tras el descanso los dos kilómetros siguientes son de órdago. Pero llegamos a Campumuyau, nos situamos en la cresta de la montaña, la arboleda se abre poco a poco y la pendiente se suaviza. Aún habrá que superar alguna rampa de consideración, aunque con tramos de llano entre medias que facilitan el que nos tomemos un respiro. Y tras llegar al punto más alto de la ascensión, afrontamos un leve descenso de unos 500 metros y una corta subida también de medio kilómetro, hasta que, finalmente, un nuevo tramo de descenso, este sí más abrupto (con pendientes de hasta un -11%) llegaremos a Los Tornos.

Si tuviera que hacer una analogía con alguna otra subida asturiana, lo tendría claro: es similar a Banduxu, aunque sin llegar a los extremos de esta, es decir, es más corta y las pendientes no son tan fuertes. Paisajísticamente es de una belleza, también, cautivadora.


Unas imágenes de la subida:

Esto es Villoria y el desvío hacia Los Tornos.

El arranque de la subida.

Tras medio kilómetro de subida llegamos a esta bifurcación, tomando nosotros la de la izquierda, hacia Los Tornos.

Y nos metemos de lleno en la arboleda. 

Al fondo, una de las terribles rampas por encima del 10%. 

Llegamos a Campumuyau, donde se suaviza levemente la pendiente.

Ya casi en la cima dejamos a la derecha el desvío hacia Campa Felguera, sobre hormigón.

Iniciamos ya el descenso hacia Los Tornos

Finalmente, Los Tornos. Las vistas son espectaculares.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: