Una de las ascensiones más sorprendentes y desconocidas que se pueden encontrar en las Cuencas Mineras es esta del Mayau Miguel. Completamente asfaltada hasta el desvío a la localidad de La Texuca, remata con un impresionante tramo hormigonado que obliga al ciclista a sufrir al máximo, puesto que para llegar allí ya se habrán superado algo más de seis kilómetros de irregular ascensión, con zonas durísimas, como la del primer kilómetro, y pequeños “descansillos” que servirán para recuperar el aliento. Esta ascensión la iniciamos en un cruce de la carretera que une Ciaño con La Nueva, concretamente el que se dirige a Pampiedra. La carretera, a fecha de hoy, tiene un asfalto en irregular estado, con bastante gravilla suelta, aunque cuenta con la ventaja de tener poco tráfico. Podríamos calificar a esta subida como la “extremista”, puesto que lo más duro se encuentra en la parte inicial y en la final. La zona inicial, hasta llegar a Pampiedra, cuenta con rampas que alcanzan el 15% y alguna que otra curva de herradura. Pero tras llegar a dicho pueblo se abre ante nosotros un tramo suave, casi sin pendiente (y que no viene reflejado en el gráfico), tras el cual, progresivamente la pendiente se va incrementando hasta situarse en el 8-9%, inclinación que se mantendrá casi sin variaciones durante los 2-3 siguientes kilómetros. Esta primera fase se cierra con breve descenso que desembocará en la localidad de La Texuca y en el tramo hormigonado final. Va a ser un kilómetro donde nos enfrentaremos a varias rampas al 20% e, incluso, alguna al 22%, y con una media superior al 13,5%. La ascensión irá, poco a poco, perdiendo fuelle a medida que nos aproximamos al mayau, desde donde las vistas son espectaculares, con gran parte de la cuenca minera del Nalón a nuestros pies.


 

Ahí van algunas fotografías de la subida:



Este es el desvío que encontramos en la carretera que va de Ciaño a La Nueva (y posteriormente hasta el alto de La Mozqueta).


La primera parte es muy dura, con rampas como esta de la foto.


La carretera, como se ve aquí, tiene bastante gravilla suelta.



Aproximándonos a La Texuca, poco antes del tramo de leve descenso previo a la impresionante parte final.


Dejamos el asfalto y nos encontramos con esto...

 

Aquí alcanza hasta un 22%...

 

Y fin de la ascensión...

 


La subida, en Google Maps (la última fase no se muestra tal como es, por eso indican más kilómetros):