Cudillero-Ermita del Viso (130 kms)

  
Mucho más innovadora en cuanto a recorridos, a pesar de los pesares (vuelta de una semana como mucho, menos presupuesto, más limitaciones), la Vuelta a Asturias que la Vuelta a España (en este reportaje de hace unos años tenéis un análisis de la montaña de la ronda asturiana desde 1985), se estrenó, en 2000, la ascensión a la Ermita del Viso, en Salas. Dicha subida fue incluída al año siguiente, pero no ha vuelto a ser incluída en los recorridos de ninguna carrera profesional.
Lo que os planteo es una etapa que, partiendo de Cudillero (fue salida de etapa en la Vuelta a España de 2008) incluya hasta seis pasos montañosos, la mayoría inéditos en la competición profesional o, al menos, en la Vuelta a España.
El perfil de esta etapa sería así:



130 kilómetros, 4200 metros de desnivel y seis ascensiones, nada más y nada menos...



El mapa de la etapa sería el que veis arriba.
Y los puertos de este recorrido os los presento a continuación:

PEÑAS DEL VIENTO



La etapa parte de Cudillero ya en subida, a repecho limpio, y va en dirección a Soto de Luiña y Argatón, donde arranca de manera violenta una de las subidas más espectaculares de Asturias, y también más desconocidas, Peñas del Viento. Con francas similitudes con el Mirador del Fito, casi 7 kilómetros de ascenso a una media superior al 9% y dos kilómetros finales de órdago... Peñas del Viento tiene varias vertientes y utilizaremos en descenso la de la Rondiella, para buscar, después, Arcallana y la segunda ascensión del día: la Cerezal.



LA CEREZAL



Otra explosiva subida, algo más corta que la anterior, y aún más desconocida. La Cerezal puede utilizarse como vertiente de Peñas del Viento y cuenta, por esta vertiente, con números bastante serios (en el perfil viene denominada como Gallinero, también conocida así).



ALTO DE AGUIÓN



Puerto con innumerables vertientes, en el perfil de arriba tened en cuenta que se asciende hasta el kilómetro 9,1 (hasta donde puede usarse como puerto de paso). Subida muy irregular, con tramos duros y asfalto rugoso,  y otros más cómodos y de carretera en buen estado, se desciende hacia Lavio y la carretera del puerto de la Espina, donde llega el momento de terror de la etapa: Bustellán por la Cruz de Ayones.





ALTO DE BUSTELLÁN

Otra subida con múltiples vertientes, Bustellán se afronta por la maś dura de todas: la de la Cruz de Ayones. Con números similares al mítico Joux Plane, más de 900 metros de desnivel para poco más de 11 kilómetros, tiene un tramo central durísimo y un final en donde puede incidir el viento.




Bustellán se baja por la Casa del Puerto  hacia Tineo y el Rodical por una carretera en buen estado.



EL CRUCERO



Viene ahora la ascensión más leve del día, y previa a la definitiva al Viso. La subida al Crucero cuenta con pendientes entre el 4 y el 6% y nos acerca al puerto de la Espina por donde se baja en dirección a Salas, donde arranca la última del dia: la Ermita del Viso.




ERMITA DEL VISO



Final explosivo el de la Ermita del Viso, con casi un 9% de pendiente media, culmina un recorrido corto, de 130 kilómetros pero de muchísima dureza condensada.