Existen varias subidas cercanas a la capital de Asturias como plantear finales de etapa espectaculares. Ascensiones que, tal vez, no sean muy largas, pero que tienen una longitud respetable y unas rampas que bien pueden romper cualquier pelotón. El más conocido es, sin ninguna duda, el alto del Tenebreo, con sus poco más de 3 kilómetros a casi un 10% de pendiente media. También La Manzaneda ha sido utilizado en múltiples ocasiones, aunque dicha subida se sitúa en un nivel inferior. Hay otras muchas por descubrir para el ciclismo que ya he expuesto en este blog: La Grandota, Picullanza,… Y llega el turno, ahora, de la ascensión a Las Carangas, subida cuya vertiente norte (la más dura) se desarrolla casi íntegramente en el concejo de Oviedo, pero que culmina en el de Santo Adriano. La misma carretera tiene una vertiente sur que parte del pueblo de Tenebreo, con lo que bien podrían ser utilizados esos algo más de dos kilómetros que van desde Las Xanas hasta dicho pueblo…o continuar hacia el alto del Tenebreo…o a la Campa Dosango. Las posibilidades que da esta ascensión a Las Carangas, como vemos, son variadas. Pero vamos ya a ver lo que es esa vertiente ovetense del puerto.

Partimos de un desvío de una rotonda cercana a la localidad de Caces, en la carretera que une Soto de Ribera con las Caldas a través de la As-311. Allí tomamos dirección Siones y, de pronto, las rampas se tornan serias, pues vamos a encontrarnos pronto con desniveles de dos dígitos (de hasta un 11% en el primer kilómetro). Esta primera parte de la ascensión, hasta la localidad de Siones, es francamente continua, con unas pendientes que rara vez bajan vez bajan del 8%, lo que es un buen indicador de su dureza. Pero tras poco más de 2,5 kilómetros, un tramo de descenso nos conducirá hasta Siones. Un tramo que dura algo más de un kilómetro y que se caracteriza por un asfalto en malas condiciones, muy diferente del de los tres primeros kilómetros. De forma abrupta, y cuando llevamos casi 4 kilómetros desde el cruce, la carretera se inclina hasta llegar al 10-11%. Ésta será la tónica de la parte final del ascenso, de algo más de kilómetro y medio, y cuyas rampas alcanzan hasta un 14%. La subida prácticamente finaliza en el desvío hacia el pueblo de Buseco, pues los siguientes 150 metros la pendiente es ínfima. La carretera continua hacia la localidad de Tenebreo, como ya he señalado, pueblo situado en mitad del alto de Tenebreo.

Los números de este alto de Las Carangas son significativos, pues la pendiente media alcanza casi el 6,5%, a pesar de contar con un tramo de descenso intermedio que contribuye a atenuar la dureza, y la máxima es de un 14% (pero tramos enteros a más del 10%).

Estas son algunas imágenes de la ascensión:

Pincha en el enlace para ver la ascensión el Google Maps: