Circo de Cebolledo
-puerto de San Isidro por Asturias-



En 1986 se incluyó por vez primera el puerto de San Isidro en la Vuelta a España, y la meta se situó poco después de coronar, a la entrada de la estación de esquí perteneciente a la Diputación de León. Fue una dura jornada en la que se atravesaban los puertos de San Esteban de las Cruces, Padrún, Santo Emiliano y Collaona, antes de afrontar la subida final. Allí triunfó Charly Mottet, uno de los mejores ciclistas franceses de finales de los ochenta y principios de los noventa,  y rival de Perico en multitud de "batallas". Fue la Vuelta de Pino y de su enfrentamiento con Robert Millar, quien aguantó el maillot amarillo en las rampas de San Isidro...


FUENTE: Hemeroteca de El Mundo Deportivo

Cuatro años después, en 1990, Unipublic decidió incluir la llegada a la estación de Cebolledo, más arriba que la vez anterior, tras el puerto de San Isidro, en una etapa francamente dura que incluía los pasos por Aralla, Ventana y Cobertoria, antes de afrontar la ascensión final. La victoria de etapa fue para Carlos Hernández, en tanto que la jornada fue decisiva en la Vuelta, puesto que el italiano Marco Giovannetti arrebató el maillot de líder a Julián Gorospe y ya no lo posaría en el resto de la competición. Fue una de las mayores sorpresas de la historia de la Vuelta, puesto que el corredor del Seur se impuso nada menos que a Pedro Delgado, Miguel Indurain, Tony Rominger, Fabio Parra y el resto de favoritos.


FUENTE: Hemeroteca de El Mundo Deportivo
La Vuelta de 1990 fue la única vez en que pudimos disfrutar del ascenso hasta el Circo de Cebolledo, puesto que 1992 se pasó el puerto de San Isidro camino a León, en tanto que en 2008 hubo final de etapa, pero en la estación de esquí asturiana de Fuentes de Invierno, de menor altitud y longitud.
Iniciamos la medición en la localidad de Cabañaquinta, en el punto de cruce con la carretera que parte al puerto de la Collaona, con un paso, ya ascendente, pero leve, por las calles de la localidad. A la salida tomaremos la nueva carretera autonómica, pues la antigua, más revirada, está cortada. Primeros metros, primeros kilómetros, con pendiente positiva, pero muy suave, al paso por Levinco, con largas rectas y tramos más estrecho al paso por Entrepeñas, antes de Collanzo, localidad en la que tenemos el desvío hacia el gigantesco puerto de Vegarada del cual hablamos por aquí hace ya unos años, pero aún hoy pista tras Rioaller. También Piedrafita, de tránsito más dificultoso incluso con BTT. Pero no nos desviemos que aún queda bastante "tela que cortar". Dejamos atrás Collanzo y el paisaje ahora es más abierto, con larguísimas rectas, cada vez con más pendiente. Así transcurre la subida, atravesando la Pola del Pino y Felechosa, hasta que, ya en Cuevas se incrementa más la dureza, aunque aún con largas rectas, pero con un paisaje de alta montaña más propio de los gigantes pirenaicos o alpinos que disfrutamos en el Tour... Sí, efectivamente, Cuevas marca el inicio oficial del puerto, si bien ya llevamos una buena cantidad de kilómetros acumulando desnivel y fatiga en las piernas. Tras 2-3 kilómetros rectilíneos entramos en la zona más colosal de la ascensión, con alguna que otra curva de herradura y rampas y paisajes que esto no es ni mucho menos una broma... Y lo digo porque San Isidro puede que sea, tal vez, uno de los puertos más infravalorados de Asturias en cuanto a dureza y belleza. Sí, ahí están Farrapona y Cubilla y Gamoniteiru y Maravio, pero San Isidro es una ascensión que cualquier cicloturista que visite Asturias no debería dejar de subir y descubrir.
Al alcanzar la zona de viseras antialudes, con una espectacular cascada frente a nosotros, descubrimos que la carretera se mete en una zona rocosa a golpe de rampón: es el tramo más duro del puerto, con pendientes de dos dígitos (14-15%) muy sostenidas. Las rampas decaen después hasta situarse en torno al 7% en una zona de brañas por la cual pedalearemos y pedalearemos y pedalearemos... Tramo interminable, duro, más por el desgaste y la altura de la ascensión ya, puesto que San Isidro se coronará pasados los 27 kilómetros (desde Cabañaquinta) y tras dejar algo más abajo el desvío a la estación de esquí de Fuentes de Invierno. Sí, el puerto de San Isidro, de 1520 metros de altitud, cuenta con dos complejos para deportes de invierno, uno de cada provincia, Asturias y León. Mejor ahorrarse los comentarios...
Tras coronar el puerto de San Isidro entraremos en la provincia de León y descenderemos durante un kilómetro aproximadamente para tomar el desvío a la estación de Cebolledo. Aún habrá que "escalar" durante otros dos kilómetros de franca dureza, muy pestosos y con rampas muy duras en la parte final, ya en el aparcamiento de la estación de Cebolledo, en pleno circo de Cebolledo, a 1675 metros de altitud.


Este es el perfil de la ascensión:




Y ahora unas imágenes:




Mapa de la subida en Google Maps:

Dos propuestas de etapa con final en el circo de Cebolledo:
-Oviedo-Circo de Cebolledo, con 192 kilómetros y 5200 metros. Encadenando por la zona central de Asturias Maravio, Cobertoria, Colladiella (por Turón) y Collaona, el puerto que mejor se puede enlazar con San Isidro.



-Oviedo-Circo de Cebolledo, con 234 kilómetros y 5500 metros. Una etapa de puro fondo, con dos grandes puertos al principio (Cobertoria desde Riosa, por Cuchu Puercu) y Ventana (inédito en la Vuelta por esta vertiente). Posteriormente las Cubillas o Túnel de Aralla y Pajares por León. Finalmente, para rematar la etapa, Circo de Cebolledo, que desde Santa Cruz de Mieres tendría casi 50 kilómetros con tendencia ascendente.