Otra de las vertientes del alto de la Camperona es ésta que os presento ahora. Se trata de la subida que parte de la localidad sierense de Candín y podríamos decir que es, prácticamente, la más dura, con una pendiente media superior al 7,5% y eso que la última parte es prácticamente llana. Las dificultades no se hacen esperar, y tras pasar 200 metros en ligero descenso, en pleno pueblo de Candín la carretera se adentra en el bosque (tapando toda la dureza que la ascensión alberga). La sucesión de rampas al 10%, curvas de herradura, en combinación con el estado irregular del asfalto crean una atmósfera de gran puerto, aunque todo ello se disipará cuando las pendientes, tras 3 kilómetros de penurias ceden y culminamos en La Camperona.

Éste es el perfil de la ascensión:

Y ahora unas imágenes:

Dejamos a un lado la carretera que va de Tuilla a Carbayín y nos metemos de lleno en la carretera SI-13, hacia Candín.

En este pequeño puente empieza en realidad la subida a la Camperona por Candín.

La carretera "sumergida" en el bosque.

Alguna de las curvas de herradura con las que nos obsequia la ascensión...

Un terreno duro y un asfalto en irregular estado.

Poco a poco la pendiente va cediendo...

Y se llega a la Camperona tras casi 4 kilómetros.

Pincha en el enlace para ver la subida en Google Maps: