GRANDES PUERTOS DE LA VUELTA A ESPAÑA
-Puerto de Navacerrada-






Con Navacerrada llega el segundo capítulo dedicado a los grandes puertos de la historia de la Vuelta. Tras estar ausente en las dos primeras ediciones, se estrenará tras la interrupción por la Guerra Civil, en 1941. A partir de ahí ha estado presente en todas las décadas...

AÑO
VERTIENTE
CATEGORÍA
OBSERVACIONES
Primer corredor (*)
2019
por Madrid

De paso en etapa 18
(por el Boalo)
Wouter Poels
2015 por Madrid De paso en etapa 20
(desde Guadarrama)
José Gonçalves
2012 por Madrid ESPECIAL Final de etapa 20 (desde Collado Villalba, hasta la Bola del Mundo, cota 2245) Denis Menchov
2010
por Segovia De paso en etapa 20
(hasta cota 1860)
Rubén Plaza
por Madrid ESPECIAL Final de etapa 20 (desde Collado Villalba, hasta la Bola del Mundo, cota 2245) Vincenzo Nibali
2009
por Madrid De paso en etapa 19
(por Guadarrama)
Eduard Vorganov
por Madrid De paso en etapa 19
(por el Boalo)
Juanjo Cobo
2008
por Madrid De paso en etapa 19
(por Guadarrama)
Christophe Kern
por Segovia Final de Cronoescalada en etapa 20 Levi Leipheimer
2005
por Segovia De paso en etapa 17 Gilberto Simoni
por Madrid De paso en etapa 17
(por Cerceda)
Carlos García Quesada
2004 por Segovia Final de etapa 19 José Enrique Gutiérrez
2003 por Segovia De paso en etapa 19 Möller
2002 por Segovia De paso en etapa 11 Di Luca
1998

por Madrid De paso en la etapa 19
(por Guadarrama)
Alex Zülle
por Segovia De paso en etapa 20 Richard Virenque
Final de Etapa 20 Andrei Zintchenko
1997 por Segovia De paso en etapa 19 Tony Rominger
1996
por Madrid
De paso en etapa 19
(por Alpedrete)
Tony Rominger
De paso en etapa 19
(por Cerceda)
José María Jiménez
1995 por Madrid De paso en etapa 9
(por Collado Villalba)
Jesper Skibby
1994
por Madrid
De paso en etapa 19
(por Cercedilla)
suspendido
De paso en etapa 19
(por Cerceda)
suspendido
1993 por Segovia Final de cronoescalada en etapa 6 Alex Zülle
1992 por Madrid De paso en etapa 20
(por Cercedilla)
Óscar de Jesús Vargas
1991 por Madrid De paso en etapa 20
(por Cercedilla)
Laudelino Cubino
1990 por Madrid De paso en etapa 21
(por Cercedilla)
Wilches
1989 por Madrid De paso en etapa 20
(por Cercedilla)
Omar Hernández
1988 por Madrid De paso en etapa 18
(por Collado Villalba)
Ángel Ocaña
1987 por Madrid  De paso en etapa 20
(por Cercedilla)
Omar Hernández
1983

por Madrid De paso en etapa 18
(por Guadarrama)
Jesús Hernández Úbeda
De paso en etapa 18
(por Cerceda)
Jesús Hernández Úbeda
por Segovia De paso en etapa 19 José Luis Laguía
1982 por Madrid Final de etapa 17ª
(por Guadarrama)
Marino Lejarreta (descalificado por dopaje Pedro Muñoz)
1979 por Madrid De paso en etapa 18a
(por Guadarrama)
Felipe Yáñez
1978 por Madrid De paso en etapa 6
(por Guadarrama)
suspendido
1971 por Segovia De paso en etapa 16 José Manuel Fuente
1966 por Segovia De paso en etapa 5 Gabica
1964 por Segovia De paso en etapa 16 Julio Jiménez
1961 por Segovia De paso en etapa 10 Julio Jiménez
1960 por Segovia De paso en etapa 7 Iturat
1958 por Segovia De paso en etapa 9 Bahamontes
1957 por Segovia De paso en etapa 7 Bernardo Ruiz
1948 por Segovia sin categoría
De paso en etapa 20 Dalmacio Langarica
1947 por Segovia sin categoría De paso en etapa 24 Julián Berrendero
1946 por Segovia sin categoría De paso en etapa 23 Julián Berrendero
1942 por Segovia sin categoría De paso en etapa 17 Julián Berrendero
1941 por Segovia sin categoría De paso en etapa 22 Fermín Trueba

(*) Primer corredor al paso por el premio de montaña (no se corresponde, en ocasiones, con la cima del puerto de Navacerrada propiamente dicho)


Será Fermín Trueba el primer corredor en la historia de la Vuelta a España en cruzar en cabeza por el puerto de Navacerrada. En ese año 1941 fue la última ascensión de la carrera, al incluirse, como ocurrirá en más ocasiones en sucesivas ediciones, en la última etapa de la Vuelta.

Navacerrada sirve para dar variedad en el paso a la Meseta, puesto que en los años 1935 y 1936 se entraba y se salía por el alto del León (Guadarrama o también conocido, durante varios años, como alto de los Leones). Así, en los años 1941, 1942, 1946, 1947 y 1948, en las cinco primeras inclusiones de Navacerrada en la carrera jugará ese mismo papel de último puerto de la Vuelta.
FOTO: Wikipedia


FUENTE

A finales de los 50 y principios de los 60 la organizacion de la Vuelta a España, en una de las etapas más duras de cada edición, plantea "el circuito de los puertos", que consiste en hacer la etapa circular que transcurre por el alto del León y vuelta por el puerto de Navacerrada (por las siete revueltas). 200 kilómetros de recorrido que marcan la carrera, sin duda (en las siguientes imágenes, resumen de la etapa de 1957):



FUENTE

Aunque en 1958, en una vuelta de tuerca más, la etapa, de diseño similar, parte desde Toledo, con lo que se va, nada menos que, a los 241 kilómetros:


De Trueba y Berrendero (quien pasará en primer lugar en tres años consecutivos por el puerto de Navacerrada) en los años 40, pasamos a una década donde surge el, posiblemente, mejor escalador de la historia: Federico Martín Bahamontes. Dejará su sello en este "circuito", coronando en primer lugar en la edición de 1958.

Durante los años 60 otro de los grandes escaladores españoles, Julio Jiménez, pasará en primer lugar en dos ocasiones: 1961 y 1964. Gabica, por su parte, lo hará en la edición de 1966. Continuaba, aún, inédita, la vertiente madrileña del puerto...

En 1971 el gran Tarangu, en el año donde haría su primera gran aparición en el Tour de Francia, pasa en primer lugar por Navacerrada, en una explosiva etapa disputada entre Segovia y Ávila (100 kms:

En 1978, cuando la organización de la Vuelta a España plantea, por vez primera, el paso por la cara madrileña, la etapa tiene que ser modificada, reduciéndose a 46 kilómetros, y suprimiéndose los puertos de Navacerrada y La Morcuera...

Así que no será hasta 1979 cuando, al fin, se estrene Navacerrada por el Ventorrillo (desde Guadarrama), aunque la etapa no está exenta de polémica, puesto que los corredores cubren los kilómetros con "cierta parsimonia" en reclamación por la "excesiva dureza" de la jornada, que tiene dos sectores.


En 1982 Navacerrada será, por primera vez, meta en la Vuelta a España, en una etapa en la que se pasan otros tres pasos montañosos: el alto de Hoyo de Manzanares, Fresnedillas y la Cruz Verde. En esta etapa sucedió algo muy curioso: los tres primeros corredores, Pedro Muñoz, Vicente Belda y Ángel Arroyo fueron suspendidos por dopaje al finalizar la Vuelta. Dieron positivo en esta jornada, con lo que la victoria de la etapa pasó a manos de Marino Lejarreta, el cuarto clasificado.


En 1983 la presencia de Navacerrada se multiplica...por 3. En dos etapas consecutivas se asciende, dos por Madrid y otra más por Segovia, coronando Hernández Úbeda en las dos primeras y Laguía en la correspondiente a la vertiente de las Siete Revueltas. La etapa 18, la de los dos pasos por Madrid, vendrá tras "la masacre de Serranillos", aquella en la que Bernard Hinault destrozó a Julián Gorospe y sentenció la carrera a su favor, por encima del vigente campeón, Marino Lejarreta, y otros corredores españoles muy pujantes, como Belda, Alberto Fernández o Pedro Delgado.


Navacerrada no volverá a ascenderse hasta 1987 (sí en descenso, tras subir Cotos), incluyéndose a partir de ahí durante 12 ediciones consecutivas, en la mayor serie que tendrá en toda la historia de la carrera. Será en la "etapa de los puertos de Guadarrama", un clásico en la Vuelta a España durante muchos años que sirvió para dar a los escaladores una última oportunidad antes de concluir en Madrid, casi siempre, al día siguiente. La etapa se solía situar tras la crono individual, con lo que el contraste de desarrollos posibilitaba situaciones que parecían improbables...


En 1987 esta será la etapa con final en las Destilerías DYC, tras el descenso de Navacerrada. El colombiano Omár Hernández será el triunfador y el primero en pasar por la cima del puerto.



Un perfil muy similar se planteará en la Vuelta de 1988, con paso por Navacerrada previo a la llegada a las Destilerías DYC. Con opciones aún para 6 corredores (en menos de 2 minutos) la batalla en Navacerrada es de órdago, con el Kelly, favorito para la crono del día siguiente, defendiéndose con solvencia. Será Ángel Ocaña el corredor que pasará primero por Navacerrada, además de imponerse en la meta segoviana.





Pero si emocionante fue la edición de 1988, qué decir de la de 1989, con el vigente campeón del Tour en liza (algo que no ha ocurrido muy a menudo en la historia de la carrera) y los "escarabajos" en todo su apogeo. En Navacerrada, un incomensurable Fabio Parra pone contra las cuerdas a Perico. Por la cima del puerto de nuevo Omar Hernández en cabeza... Las imágenes no tienen desperdicio, engrandecidas aún más con la narración del irrepetible equipo de José María García, con Javier Ares entre ellos.

La etapa de los puertos, en la cual se pasa Navacerrada, no llegará al éxtasis de 1989 en los años sucesivos. En 1990 pasará primero Wilches, en tanto que Cubino lo hará en 1991 y Óscar de Jesús Vargas en 1992.

 

En la Vuelta de 1993 Navacerrada será uno de los grandes protagonistas de la carrera, puesto que se disputará una cronoescalada sobre sus rampas. Desde las Destilerías DYC hasta la cima, por las Siete Revueltas, el público asiste al duelo entre dos suizos "supersónicos": Tony Rominger y Alex Zülle destrozan la carrera. Mientras, el resto, con Perico a la cabeza, que buscaba su tercera Vuelta, o Cubino o Montoya o Breukink, pueden más que rendirse a la evidencia de la superioridad suiza.


Por segunda vez en la historia, en el año 1994, el paso por Navacerrada tuvo que ser suprimido debido a las condiciones meteorológicas. Así la organización recorta la etapa planteada y cambia Morcuera y Navacerrada, por el alto del León.



En la edición de 1995 la etapa de los puertos de Guadarrama será a mitad de recorrido. Una etapa corta, entre Ávila y Destilerías DYC de sólo 122 kms. Por la cima pasa primero Jesper Skibby, quien vencerá también la etapa.



La de 1996 reproduce el perfil de la jornada que no se pudo hacer en 1994, una etapa muy dura y en la que triunfará uno de los grandes, Gianni Bugno, en tanto que por la cima de Navacerrada pasarán en primer lugar Tony Rominger (en el primer paso) y Chava Jiménez (en el segundo).
Tony Rominger, uno de los más grandes corredores de la Vuelta a España, vencedor en tres ocasiones de la General Final, y protagonista de algunas de las mejores etapas de la historia de la carrera (¿quién no recuerda Naranco-93?) se despide en 1997 de la carrera y decide dejar su sello en la etapa Valladolid-Los Ángeles de San Rafael, rodando escapado durante más de 100 kilómetros y coronando en cabeza Navacerrada.
En 1998 Navacerrada se pasará tres veces: una, por Madrid, en la etapa 19 (Alex Zülle), y dos más en la siguiente, la cual culminará por tercera vez en la historia de la Vuelta en la cima del puerto (y segunda en línea:







La etapa, una de las más duras de aquella edición, vive un duelo múltiple, donde destaca, sin duda, el del equipo Banesto entre Abraham Olano y Chava Jiménez. En la batalla corredores de la calidad de Richard Virenque, Roberto Heras, Alex Zülle, Fernando Escartín,...




Navacerrada no volverá hasta 2002, incluído también en 2003, pero tendrá gran protagonismo en 2004...


En busca de una remontada que parecía imposible sólo una semana antes el asturiano Santi Pérez lanza un ataque salvaje en las Siete Revueltas al genial escalador Roberto Heras...
En 2005 se pasará tanto por Madrid como por Segovia, en una etapa que finalizará en La Granja, donde triunfará Carlos García Quesada.



En 2008 máximo protagonismo de Navacerrada: incluído en etapa en línea en la etapa 19, pero, sobre todo, por una encarnizada cronoescalada entre Levy Leipheimer y Alberto Contador, uno de los grandes momentos de la Vuelta en lo que va de siglo, puesto que la victoria del pinteño le suponía engrosar en el selecto club de ganadores de las tres Grandes Vueltas.


En la Vuelta de Valverde, la de 2009, Navacerrada se incluirá en dos ocasiones en la misma etapa, en la que finalizará en La Granja, pero la "gran revolución" llegará al año siguiente, cuando la organización, tras muchos años, plantee definitivamente la llegada a la Bola del Mundo, la prolongación de Navacerrada hasta los 2245 metros de altitud...





Serán dos las ocasiones en que la Bola (alto de Guarramillas) sea meta de la Vuelta: en 2010, con el duelo Mosquera-Nibali, y en 2012, con el Contador-Purito-Valverde. En ambas se afronta Navacerrada desde Collado Villalba, con lo que el puerto final se va por encima de los 1300 metros de desnivel acumulado.


El último capítulo, hasta este 2017, de Navacerrada en la Vuelta tiene lugar en 2015, en la jornada de Cercedilla. En aquel entonces el puerto se encuentra al inicio de la jornada y pasará primero por su cima el corredor José GonÇalves.
Un nuevo capítulo tendrá lugar con la inclusión de Navacerrada en la ronda española de 2019 en una jornada muy parecida a la de la Vuelta 2015.