Esta es la altimetría de la ascensión al alto de la Falla de los Lobos por la vertiente de Bimenes. La medición se inicia en San Julián de Bimenes, aunque los primeros 3 kilómetros (en realidad, hasta la localidad de Rozaes) son muy suaves, con pendientes ínfimas del 1-2%. Pero a continuación, los siguientes 5 kilómetros configuran una subida que podríamos catalogar como de tercera categoría. La carretera tiene poco tráfico y es bastante ancha, transitando en la mayor parte de la misma por una amplia arboleda que servirá para hacer más cómoda nuestra ascensión. La parte más dura de esta Falla de los Lobos se encuentra ya cerca de la cima con rampas que rondan el 7-8%, a un kilómetro de La Casilla, en donde las pendientes ya comienzan a ser bastante leves de nuevo, como al principio. La última parte es un falso llano que va desde esta localidad (La Casilla) hasta La Falla de los Lobos, a unos 650 metros de altitud.

Y ahora unas fotos de la ascensión a esta vertiente de la Falla de los Lobos:


Esto es San Julián de Bimenes, donde se inicia la subida:

La primera parte es muy suave, casi llana.

Esto es Rozaes, donde podríamos situar el inicio de la parte importante de la ascensión, esos 5 kilómetros con pendientes que se sitúan entre el 4 y el 7%.

En mitad de ascensión nos encontramos con este desvío hacia El Entrego por la Campa San Xuan.

Poco antes de llegar al alto nos encontramos con la zona más dura, con pendientes en torno al 7-8%.

Esto es La Casilla, en donde podemos continuar hacia La Falla de los Lobos (de frente) o descender hacia Blimea (a la derecha). A partir de aquí resta algo más de 1 kilómetro de falso llano. Lo peor de la ascensión ya ha pasado.

Pincha en el enlace para ver la ascensión en Google Maps: