Villaverde




Corta y explosiva subida... Aunque, más bien, podríamos hablar de dos subidas en una, con un tramo de bajada de algo más de un kilómetro (con cinco globales). La ascensión en sí empieza en un cruce situado en la carretera N-625, que va de Cangas de Onís al puerto del Pontón (por el desfiladero de los Beyos). Primeros metros suaves, hasta alcanzar la localidad de La Vega de Cien, y, a partir de ahí, el desenfreno... Se suceden rampas de dos dígitos, con un clímax tremendo, con varias herraduras y pendientes que llegan hasta el 18%. Todo ello por una carretera estrecha, bien asfaltada, y metida entre los árboles (ojo a la humedad, a las hojas, que cualquier excusa es buena para no seguir...). Alcanzaremos Argolibio, no sin dificultades, a base de rampones, aunque con leves descansos, que nos permiten llegar más o menos enteros a la culminación de esta primera parte. Desde lo alto, desde Argolibio vemos una trazada casi en línea recta hacia "el cielo". ¡¡¡Ostia, si parece vertical!!! Bajada abrupta (pendientes en negativo del 19-20%), hasta un puente, hasta los mismísimos "infiernos" (hemos perdido casi todos los metros ganados hasta Argolibio), y vuelva a empezar. Pero algo cambia, ya que aquí no habrá respiros como antes. La carretera no da tregua hasta la cima y no baja en ningún momento del 10%. Largo tramo recto, herradura, y otra interminable recta en donde las pendientes se mantienen en el 15% (y más) durante varios cientos de metros. Más herraduras, más rectas, dos kilómetros infernales con rampas que llegan al 20% y uno global que es del 14,8%, ahí es nada. La ascensión termina en un collado en el que se sitúa el pueblo de Villaverde, de ahí que haya optado por denominarla así.
La pendiente media tal vez no diga gran cosa. Incluso ese coeficiente parezca por debajo de lo que es en realidad esta subida a Villaverde, una de las más duras del oriente asturiano, a pesar de sus poco más de cinco kilómetros.
Subida ideal para incluirla antes de un final hipotético en Cangas de Onís, tras Collada Mohandi y Collada Llomena. ¿Lo veremos algún día en competición? Quién sabe...


Este es el perfil de la ascensión:



Y ahora unas imágenes:



Mapa de la subida en Google Maps: