Tarrascón de Peñacerrada (puerto de Fortanete)


A la estación de Valdelinares ha llegado la Vuelta a España en dos ocasiones, en 2005 y 2014, y en ambas, tras subir el puerto de San Rafael, que encadena con la  parte final de aquel. Pero existen otras opciones interesantes que ayudarían a "enriquecer" la etapa con varios puertos duros (con varios "primeras"). Una de estas opciones encara Valdelinares desde el norte, desde la localidad de Fortanete, ya a más de 1300 metros de altitud, por el alto de Tarrascón de Peñacerrada, una carretera revirada, con buen asfalto y una buena dosis de dureza. Este Tarrascón de Peñacerrada, o puerto de Fortanete, será el puerto que veamos en esta ocasión.

En la localidad de Fortanete tomamos el desvío a Valdelinares, con unos primeros metros suaves, con una pendiente que irá aumentando progresivamente, para acercarse a las peñas donde la carretera toma con brusquedad "sentido vertical". Una parte central muy dura, con pendientes que rara vez bajan del 10%, curvas de herradura y pendientes que alcanzan el 18%, y todo ello en un paraje "encerrado", de lucha contra la montaña. Serán algo más de dos kilómetros espectaculares que son los que le dan más brillo a la subida, porque pasada esta fase la pendiente irá perdiendo intensidad y la ascensión culminará en una especie de altiplano a más de 1800 metros de altitud. Con 7 kilómetros de ascenso, desde el desvío, en Fortanete, y una media superior al 6,5%, el alto de Tarrascón de Peñacerrada es una de las subidas más duras que se pueden encontrar en la provincia de Teruel, pudiendo enlazarlo, como decía al principio, con Valdelinares, para conformar un puerto espectacular.

Este es el perfil de la ascensión:



Y ahora unas imágenes:





Mapa de la subida en Google Maps: