Puerto de Serranillos
(desde Pedro Bernardo por Lanzahita)




En una época en la que hablamos de puertos con porcentajes exorbitados nunca viene mal recordar la historia de la que venimos, la que nos habla del tremendo puerto de Serranillos, coloso de Gredos en cuyas rampas se han escrito algunas de las más increibles páginas de la Vuelta a España. Pero en esta ocasión vamos a hacer una leve variación, pues la vertiente de Serranillos, a pesar de ser la sur, aquella donde un joven Gorospe perdió para siempre la rueda del Caimán Bernard Hinault y de aquella Vuelta de 1983, la haremos desde Pedro Bernardo... Y tampoco éste por su vertiente tradicional, sino desde Lanzahita.

Partimos, por tanto, de la localidad de Lanzahita, en el sur de Ávila, en pleno valle del Tiétar, donde se agolpan puertos y más puertos contundentes. Algunos ya los habéis visto en esta web hace unas pocas fechas; otros entrarán más adelante. Sería el desvío hacia el Polideportivo de la localidad el que nos servirá de referencia, pedaleando por una carretera sombría, metida en la arboleda, con poquísimo tráfico y que sube a golpe de rampón durante 4 kilómetros. Hay que decir que los 4,5 kilómetros iniciales del puerto son los más duros, con varias rampas que alcanzan el 14% y hasta un 16%. Pero tras ese fulgurante inicio la subida pierde fuelle y nos encontramos un largo tramo llano y alguna pequeña rampa que nos lleva a Pedro Bernardo, localidad en donde saldremos a la carretera general, la vertiente tradicional de este puerto (de Pedro Bernardo), en torno al kilómetro 6.

Exceptuando un primer kilómetro, tras el citado pueblo de Pedro Bernardo, con dureza intermedia (6-7%) la comodidad se adueña del puerto, permitiéndonos contemplar con tranquilidad la trazada de la carretera, la inmensidad del valle y la grandeza de la sierra de Gredos. Pedro Bernardo es, ante todo, un puerto suave y bello, que se ve ensombrecido por Serranillos y Mijares. Coronamos el puerto en el kilómetro 16,9, descendiendo 2,5 kilómetros, hasta la carretera que sube a Serranillos y que proviene de San Esteban del Valle. Restarán aún 9 kilómetros de mayor dificultad que la encontrada en la parte final de Pedro Bernardo, lo que se sumará al gran desgaste que genera un puerto de tal longitud: más de 28 kilómetros globalmente. Serranillos, puerto majestuoso donde los haya, con una parte final agotadora, tremenda, en donde vamos viendo la cima ya desde 4-5 kilómetros antes, se corona a 1575 metros de altitud. El puerto, el encadenado, tiene 28,45 kilómetros a una pendiente media que roza el 4% (con un tramo de bajada intercalado) y el desnivel se va por encima de los 1100 metros. Todo un coloso.

Este es el perfil de la ascensión:




Y ahora unas imágenes:


Aquí tienes la subida en Google Maps: