Puerto de La Marta
-por Pola de Allande-


Uno de los puertos más desconocidos para el gran público es éste de la Marta, el cual se ubica en el occidente asturiano. La Marta cuenta con una vertiente norte "estratosférica", con más de 25 kilómetros y muchas zonas durísimas, combinadas con tramos de bajada, que hace que algún que otro cicloturista se confíe cuando afronta esta ascensión. Puerto largo, sí; pendiente media baja, sí; irregular distribución de la dureza, también. Así es esa vertiente que parte de Puente Polea... Pero ahora estamos en la cara que arranca de Pola de Allande, que comparte tramo inicial con el Palo.

La Marta, por Pola de Allande, es, ante todo, un buen puerto para el cicloturismo: distancia media (casi 10 kilómetros), pendientes sostenidas (la primera fase al 5-6%, luego al 8-9%), buena carretera y vistas privilegiadas en la segunda parte de la subida.

Partimos de Pola de Allande tomando sentido Berducedo y puerto del Palo, por una carretera de dos carriles cuya pendiente se sitúa en torno al 5%, increméntandose de forma testimonial en alguna zona. Pero donde la Marta gana enteros será a partir del desvío en el que abandonamos la carretera del puerto del Palo. La Marta es, a partir de aquí, otra cosa muy distinta. El estado del piso sigue siendo bueno (quizá mejor), pero la carretera se estrecha y busca la cima de forma más intrépida, con más "voracidad". Rampas al 12, al 13, al 15%... el panorama es otro completamente diferente y el paisaje también. La Marta se transforma en un puerto tremendo, bellísimo, a la misma altura de otros colosos asturianos, como bien veréis en las imágenes.

La ascensión a La Marta culmina tras casi 10 kilómetros a más de un 6% de media, pero desde el desvío la pendiente se va a un 8% prácticamente.

Éste es el perfil de la ascensión:



Y ahora unas imágenes de la ascensión:





La subida, en Tracks4bikers: