Presa de Piedralaves
-la otra "muralla" de Ávila-


Ávila es una provincia asociada, en términos de puertos, a las subidas tendidas, largas, pero con pendientes no muy duras (aunque sí muy sostenidas). Los mejores representantes históricamente han sido Navalmoral, Mijares, Pedro Bernardo, Peña Negra y, como no, Serranillos, mítico puerto donde se han visto grandes batallas. Esa característica no favorece, sin duda, en la actualidad, a los puertos abulenses, puesto que la gran mayoría de los aficionados está ávida de ver a los ciclistas retorcerse por rampas que rozan "lo vertical".

Hace unos años se ascendió en la Vuelta a España (2009) el collado Mediano,  una subida explosiva que parte del Herradón de Pinares, pero  hay más ascensiones de este tipo en Ávila, como ésta que a continuación os presento.

Al sur de la provincia, en pleno valle del Tiétar, se encuentra la localidad de Piedralaves, en donde arranca una subida muy corta, sí (poco más de 3 kilómetros), pero con rampas demoledoras que rondan el 20%. El inicio es un callejeo por Piedralavés a golpe de riñón, pues ya las pendientes alcanzan hasta el 12%. Os indico que, para no perderse, es importante seguir las indicaciones que nos llevan a la Charca La Nieta, al menos hasta salir de la localidad, pues hay numerosos cruces. Llegados al desvío a la pista-carretera que sigue hasta La Adrada por La Repentina (lástima que esté tan destrozada porque sería un puerto de paso impactante), nos introducimos en una carretera en buen estado, sombría (ojo en invierno), encajonada en la montaña, y que busca la presa a golpe de rampa. Tras 150-200 metros increibles (tras el desvío a La Adrada), se suaviza la pendiente para afrontar la parte final...

Cuatro curvas de herradura (las 2 primeras, tras el km.2 de ascensión; las otras dos en el apoteósico medio kilómetro a casi el 15%, que nos sitúa en los últimos metros de ascenso), rampas continuadas al 17,18 y 19%, la imponente sierra de Gredos frente a nosotros, arboleda,... Todos éstos son los ingredientes de esta explosiva subida que culmina en la presa de Piedralaves a 1038 metros de altitud, con vistas del valle del Tietar.

¿Qué puertos encadenan con esta ascensión? Nada menos que Piélago y Mijares, además de Pedro Bernardo o Serranillos, aunque algo más alejados. En los próximos días os pondré un ejemplo de etapa para rematar en esta subida a la presa de Piedralaves.

El perfil de la subida es éste:



Y ahora unas imágenes:




La subida, en Google Maps (en el mapa no llega hasta arriba):