Pico Veleta
-la ascensión más alta de Europa-



Cuando te pones a hablar del Veleta ya no puedes compararlo con esos puertos tradicionales del ciclismo. Más o menos duros, más o menos largos, más o menos altos, con asfalto peor o mejor... Pero el Veleta entra en otra categoría cuando pedaleas por encima de los 3000 metros de altitud, sin vegetación, con nieve a tu alrededor, con mucho viento (casi siempre) y con casi todo el mundo a tus pies. El Veleta está en la categoría de los gigantescos puertos colombianos, o de Canarias, e, incluso se puede comparar con esas carreteras del Himalaya. El camino más corto para llegar a su cima lo tienes aquí representado, el de Haza Llana y Las Sabinas, por donde la subida tiene más de 30 kilómetros a una media del 7,7%.

La carretera que asciende al Veleta es la más alta de Europa, alcanzando su asfalto los 3300 metros de altitud. Luego, una pista nos conduce hasta la cima, si bien podemos continuar, tomando un camino alternativo, hasta la cumbre del Mulhacen, cuya pista proviene del sur, de las Alpujarras, partiendo del pueblo de Capileira. Pero esa es otra historia...

Como ya os he indicado anteriormente, en esta ocasión la opción elegida para subir al Veleta ha sido la de Haza Llana y collado de las Sabinas, la más dura de todas cuantas llegan al coloso granadino. La primera parte se corresponde (hasta el Dornajo) con  lo que será el puerto estrella de la Vuelta 2013, si bien la carretera continua subiendo  y subiendo...

Tras alcanzar el Dornajo tenemos dos opciones, eligiendo nosotros la del collado de las Sabinas en lugar de la carretera general A-395. Realmente escénica, con pendientes muy continuas al 7-8%, varias herraduras, cuando alcanzamos dicho collado llevamos más de 23 kilómetros (desde Pinos Genil). Y seguimos subiendo...

Hasta Hoya de la Mora vamos a encontrar un tramo ya muy abierto y conocido, pues han sido varias las ocasiones en que la Vuelta a España ha ascendido a los 2511 metros, punto límite para los vehículos a motor. A partir de la Hoya de la Mora una barrera será el punto de partida para los definitivos kilómetros que conducen al Veleta. Poco antes nos encontramos con el desvío a Pradollano, a 2375 metros de altitud, que puede ser utilizado como puerto de paso (como vereis después).

Los 12 kilómetros definitivos, desde la barrera, tienen un asfalto en peor estado, si bien no es impedimento para pedalear con "flaca". Lo que no varía es la pendiente, muy regular (7-8%)... Una subida tremendamente "machacona" que no "mata" por sus grandes rampas (a excepción de los primeros kilómetros tras el puente sobre el río Genil), si no por regularidad, por altitud, por desgaste, por viento...

Pero más allá de los números (que tiene, y muchos) lo que hace grande al Veleta son esos definitivos 12 kilómetros que nos sitúan en un paisaje casi lunar, en un ciclismo más próximo al de los ídolos Bahamontes, Julio Jiménez, Jesús Loroño, Coppi, Anquetil, cuando las carreteras eran de tierra o tenían un asfalto más "botoso".

La ascensión al Veleta culmina a 3395 metros de altitud, si bien la pista se queda algo más abajo (unos 100 metros), y el asfalto se acaba a un kilómetro ( a 3300 metros de altitud).

Este es el perfil de la ascensión arrancando desde Pinos Genil:

Gráfica situando el inicio en el puente sobre el río Genil, tras Güéjar Sierra:


Pasa a ver la galería fotográfica de la ascensión en el siguiente enlace:
Fotos VELETA




MAPA DE LA SUBIDA EN GOOGLE MAPS (desde Pinos Genil):



Aquí tienes un análisis comparativo con los grandes puertos del ciclismo:



Aquí tienes dos opciones de etapa que se pueden realizar aprovechando la subida (no sólo hasta arriba):
OPCIÓN 1, Granada-Granada, en una etapa corta subiendo Monachil y Pradollano (por Haza Llana y Sabinas). El descenso se realizaría por la A-395 hasta culminar en Granada.



OPCIÓN 2: Almuñécar-Pico Veleta, etapa corta, de sólo 140 kilómetros, pero con un desnivel brutal de 5200 metros que culminaría en la zona donde acaba el asfalto, punto final también de la Marcha Cicloturista que se organiza cada año.