Gamoniteiru por Cuchu Puercu




"Ya he subido muchas veces ahí, Marce, y es imposible...".


Si hay un puerto insignia en esta web ese es el Gamoniteiru. He aburrido a muchísima gente con él desde hace mucho tiempo. El primero, mi padre, al cual cuando tenía unos 10 años convencí para que nos subiera a ver cómo era esa carretera que llegaba al cielo de Asturias. Viendo el estado del asfalto dimos la vuelta antes (en coche, eso sí), mientras mi madre se mareaba en aquella infernal carretera que era antes la Cobertoria. Luego llegaron los años de hacerse "pajas mentales" con mi buen amigo Roberto después de que la Vuelta llegara al Angliru. Él aún guarda como oro en paño aquel recorte de periódico del año 2000 (creo) en donde se hablaba del Gamoniteiru como posible final de etapa en la Vuelta. Creo que recordar que ya fue Rolando, mi colega de Club, el tío que ha impulsado Lena, Destino Ciclista, esa obsesión de los lenenses por mostraros que los puertos que hay aquí son como los grandes del Tour y del Giro, el que solicitó ese final hace 14 años. Ya dejó alguna carta en La Voz de Lena hablando del coloso de colosos, de sus números, de sus bondades para el ciclismo. Desde Pola de Lena es todo un infierno... Subí con mi colega Roberto hará más de 12 años y nos quedamos a un par de kilómetros. Intuíamos las antenas, pero nada, era durísimo. Por aquella época ya habíamos descendido la Cubilla por Pinos, ya conocíamos el Picu Siana, ya habíamos visitado la Llosa Alfonso, ya habíamos bajado el Tenebreo, ya habíamos divagado muchas veces sobre la Gamonal, y luego sobre el Angliru... Todo eso se quedó en el camino y la vida siguió hasta que hace más de 6 años volvimos a juntar todas las ideas y el Gamoniteiru volvió a obsesionarme...



Volví en 2009, cuando la carretera de la Cobertoria estaba casi finalizada (tras las interminables obras), subiendo con BTT. Tenía ganas de incluir la altimetría en el blog y de hacer algo. Pocos meses después logramos sacar adelante la Subida Cicloturista al Gamoniteiru, a pesar de que aún había dos kilómetros sin arreglar. Me gané alguna "mala cara", puesto que meter la "flaca" por allí era todo un atropello. Juntamos a casi 50, muchos APM´s (Locos de las Cumbres) que vinieron de muchos lugares de España, pero la Marcha Cicloturista no tuvo continuidad...

Bien sabéis, los que entrais en la web, que del Gamoniteiru he hecho comparativas, dossieres, etapas hipotéticas, casi siempre con la vertiente de Pola de Lena como protagonista, además de señalar a veces algunas zonas para situar una meta, pero comprendo que una cosa es tener una idea y otra muy distinta llevarla a cabo...

En 2012, cuando el Cuitu estaba a punto de estrenarse en la Vuelta, ascendí en bicicleta por vez primera al Gamoniteiru por Cuchu Puercu, una subida que es toda una odisea que me dejó aún más asombrado que la vertiente de Pola, y que será, ahora, la protagonista.

El Gamoniteiru es el pico más alto de la sierra del Aramo y en su cima se ubica un repetidor y un centro reemisor de Retevisión. Hasta allí llega un camino carretero que parte de un desvío situado a poco más de un kilómetro del alto de la Cobertoria. La última parte de este camino, los 6 últimos kilómetros, aproximadamente, pertenecen al concejo de Quirós. Hay que dejar esto bien claro, a pesar de que con Lena, Destino Ciclista parece que nos "hayamos apropiado" de esta ascensión. Nada más lejos de la realidad. Si así lo hicimos era por promocionar también dicho puerto y porque la vertiente más dura partía de Pola de Lena (como aquí se ha apuntado repetidamente). Pero la vertiente por la que ascenderemos en esta ocasión será la del Cuchu Puercu, o Espines de Foz, y transita por tres concejos: Lena, Riosa y Quirós.

El inicio se sitúa en La Barraca, siendo esa primera parte coincidente con el conocido alto del Cordal, famoso por servir de "criba" en las etapas que la Vuelta a España ha programado en los últimos años en el alto del Angliru. Puerto explosivo, duro, corto, de asfalto irregular, transitando la carretera entre árboles, lo que contribuye a que casi siempre la encontremos húmeda. Poco antes de coronar (a unos 100 metros) tomamos un desvío a la izquierda por una carretera de similares características, aunque algo más bacheada en un principio (en junio de 2014), Unos primeros compases de pendiente suave tras el duro tramo de la Soterraña y sus herraduras, pero que poco a poco irá ganando en intensidad. Fase muy irregular ésta, que combina zonas muy duras con rampas de hasta un 18% con otras de descenso. Pero lo más destacado de esta fase es la enorme belleza paisajística, divisándose desde aquí gran parte de la subida al Cordal (que acabamos de acometer), el Angliru, las minas de Texeo, el Monsacro, el Picu Polio, el Naranco, y, en días despejados, incluso la costa. Una sublime ascensión que ya nos sirve de aperitivo ante la catarsis que estamos a punto de experimentar más arriba, en esos 6 últimos kilómetros de ascenso. Pero antes deberemos de coronar el Cuchu Puercu tras atravesar las Foces de Espines, que se abren para dejar paso al puerto de la Cobertoria, donde arribaremos cuando aún faltan más de 2 kilómetros para la cima. Cambio completamente de asfalto aquí (tras bajar un kilómetro aproximadamente) y pendientes que vuelven a los dos dígitos (al 14, al 15 e, incluso, al 16%). Tramo exigente éste que irá perdiendo intensidad a medida que nos acerquemos al desvío hacia el Gamoniteiru, situado, como ya dije antes, en torno a un kilómetro antes del alto de la Cobertoria. A partir de ahí tendremos unos 400-500 metros, de suave pendiente, previos a los 6 definitivos kilómetros, el clímax del puerto, de la ascensión, del coloso de colosos, y todo cuando llevamos ya más de 14 kilómetros de puerto...



Y llega la apoteosis, los, seguramente, seis kilómetros más bellos que podamos encontrar en Asturias (y no estoy exagerando). Una carretera excavada en la roca desde la que se domina gran parte de Asturias, un tramo el cual es difícil describir con palabras y que, para saborear, en toda su extensión es mejor atravesar. En cuanto a las pendientes, eso sí, debo señalar que éstas irán "in crescendo" encontrándonos lo peor en el último kilómetro (más del 12% y con pendientes puntuales al 17%), además de algún tramo puntual (en hormigón) a poco más de 3 kilómetros de la cima. El Gamoniteiru se corona a más de 1760 metros de altitud tras 20,3 kilómetros, por esta vertiente, acumulando más de 1600 metros, puesto que, a pesar de que el desnivel de la cima a la base no llega a los 1500 debemos tener en cuenta algunos descensos intercalados.


Éste es el perfil de la ascensión:


Y ahora unas imágenes:




La subida, en Google Maps:


Con una ascensión como ésta tampoco sería necesario cargar una etapa. Así, lo que he hecho ha sido condesar toda la dureza en una hipotética de tan solo 120 kilómetros con, eso sí, 4500 metros de desnivel acumulado. Un encadenado impresionante con dos vertientes de la Cobertoria, el durísimo Trobaniello (de sterrato) y el final en Gamoniteiru por la vertiente que acabamos de ver:




 
 

--