Collado de la Centenera



Entre los colosos de la sierra de Gredos se han forjado algunos de los mejores escaladores que ha dado el ciclismo nacional. A muchos nos vienen a la cabeza los nombres de Julio Jiménez, Ángel Arroyo, Paco Mancebo, Chava Jiménez o Carlos Sastre. Dentro de unos pocos años seguramente tengamos que añadir a esa lista el nombre de Chuchi del Pino, toledano, como el más grande escalador de todos los tiempos, Federico Martín Bahamontes, que utiliza a menudo los grandes puertos de esta sierra para entrenarse, y que nos deja estas palabras introductorias de la ascensión que vamos a ver en esta ocasión:


"Para mi es el segundo puerto mas duro de la sierra de Gredos, con una ascensión muy constante y con apenas algún descansillo, y con los últimos kilómetros mas duros, hace que tengas que regular desde abajo para llegar fresco a esa zona que se agarra bastante."


La Collada de la Centenera arranca de la localidad de Arenas de San Pedro y podríamos calificarla como una de las ascensiones de Ávila desconocidas para el gran público, y con números que poco tienen que envidiar a los de sus "hermanos" Mijares y Serranillos. El inicio es suave, con pequeños tramos algo más duros, como de calentamiento ante lo que viene tras el pueblo de El Arenal. Carretera en buen estado (hasta dicho pueblo), cubierta por la arboleda, en las dos veces que he tenido el gusto de ascender este puerto siempre tuve sensación de agobio por el calor que suele acumularse en la parte baja, en esos primeros compases. Una vez alcancemos El Arenal la decoración cambia: primero pasando un tremendo rampón en dicho pueblo y sobre pavés, y luego, ya a la salida, consolidándose la dureza sobre un asfalto mucho más irregular que el cómodo sobre el que hemos transitado hasta entonces. La Centenera se transforma ahora en todo un coloso, continuo, sin grandes rampas, sí (hoy día parece que si no hay rampas del 20% no hay puerto duro), pero, como bien nos indica Chuchi más arriba, regular... Subida en la que es difícil tomar referencias, será adecuado controlar el kilometraje desde un principio. La Centenera finaliza tras encontrar, al fin, un "pequeño pasadizo" hacia el valle sobre el que asoman el puerto del Pico, el de Serranillos, el de Pedro Bernardo, además de los pueblos de Mombeltrán, San Esteban del Valle, Santa Cruz del Valle...

¿Y con qué se puede encadenar la Centenera? Con Serranillos, el Pico, Pedro Bernardo, la Parra... Se trata de una ascensión que da muchísimo juego a la hora de realizar etapas hipotéticas por la zona.

Desde aquí dar las gracias a Chuchi del Pino por su aportación a este reportaje y desearle la mejor de las suertes en su carrera deportiva.

Éste es el perfil de la ascensión:


Y ahora unas imágenes:




La subida, en Google Maps:


 
 

--