STERRATO, SÍ


Hace unas semanas, en la charla de ciclismo que hubo en Pola de Lena, y que contó con la presencia de Samuel Sánchez, Dani Navarro y Javier Guillén, hice una pregunta acerca de la opinión que merecía la inclusión de puertos de tierra en los recorridos de las carreras. La respuesta por parte del Campeón Olímpico de 2008 fue contundente: "eso se llama ciclocross" señaló.

Gran parte de los profesionales son reacios a ver este tipo de terrenos debido, supuestamente, a su peligrosidad. Así, en 2011, Alberto Contador, participante en el Giro de Italia, señalaba que "el sterrato no merece la pena". En el siguiente enlace podéis ver más opiniones desfavorables:

http://deportes.elpais.com/deportes/2011/05/11/actualidad/1305098529_850215.html

A lo largo del calendario ciclista profesional, sin embargo, abundan pruebas que incluyen sterrato, pavés,... Es algo que hace especial al ciclismo. Así, a principios de año se disputa la Strade Bianche, cuya participación fue notable en número y calidad del pelotón, como podéis ver aquí:

http://www.cyclingfever.com/editie.html?&detp=view&_ap=startlijst&editie_idd=MjMyNzY=&taal_id=6

Cancellara, Gilbert, Kreuziger, Ballan, Garzelli, Iglinsky, Nibali, Sagan, o los españoles Lastras, Madrazo, Ventoso participaron en la prueba.

Precisamente, aunque a nivel cicloturista, la marcha de Alberto Contador contó en 2012 con tramos de tierra que el mismísimo campeón promocionó:


En el Giro de Italia la inclusión en el recorrido del colle delle Finestre o Monte Catria levanta una gran expectación. Así, en 2005, precisamente, se ascendió por vez primera ese excepcional puerto que hoy día está en boca de muchísimos aficionados de todo el mundo, el Finestre:

Y en España no iba a ser menos... Somos muchos los que pedimos puertos de tierra en nuestra Vuelta a España porque hay varios con excelentes condiciones para transitarlos. Precisamente Javier Guillén indicó que "es algo que habrá que hacer en un futuro":

Alberto

¿Qué opinas sobre introducir tramos de tierra en la Vuelta, al estilo de lo que hace el Giro con ejemplos como Finestre, Catria, o en la etapa de Montalcino de este año?
En Asturias hay un puerto espectacular, Trobaniello (otra vertiente de Ventana desde Asturias de pista en perfectas condiciones y totalmente ciclable), situado entre Cobertoria y San Lorenzo, que permitiría hacer un encadenado de tres puertos de especial, sin nada de terreno llano entremedias (la bajada sería por Ventana, carretera muy buena).

Javier Guillén

Yo creo que esas cosas hay que hacerlas. El ciclismo se ha hecho grande gracias a una épica que debemos mantener, aunque siempre con un escrupuloso respeto a los corredores.

http://encuentrosdigitales.rtve.es/2010/javier_guillen.html


Trobaniello es, sin duda, un caso especial porque posibilita uno de los encadenados más terribles: Cobertoria-Trobaniello-San Lorenzo (en 70 kilómetros casi 3000 metros de desnivel).  Trobaniello, además encadena por su cima con Ventana, asfaltado, con lo que las críticas a descender por tierra no tendrían lugar. Pero hay varios casos más y de uno de ellos hemos tenido noticias recientes. Aquí (http://babia.net/2012/se-finaliza-el-arreglo-de-la-pista-al-puerto-de-pinos) se señala el acondicionamiento de la pista que une San Emiliano con el puerto de Pinos (o la Cubilla). La Cubilla por su vertiente sur haría realidad etapas de verdadero escándalo que hacen palidecer a más de uno, a la vez que se ponen a la mismísima altura de las más grandiosas de Giro y Tour. Aquí os dejo varios ejemplos:

Oviedo-Cuitu Negru, con 170 kilómetros y 5500 metros de desnivel, ascendiendo Cubilla Sur antes del terrible Cuitu.



¿Qué tiene que envidiar una etapa así a alguna de Pirineos o Dolomitas? El asfaltado de Cubilla Sur posibilitaría esto...

Un doble paso por sterrato con el durísimo Trobaniello antes de Cubilla sur y la culminación en Angliru (las variantes para el final son amplísimas: Cuitu, Gamoniteiru, Angliru,...).

*m/km se refiere a un parámetro de análisis de la dureza de metros de desnivel ascendido teniendo en cuenta la longitud de la etapa (metros por kilómetro).

¿Y si llueve? El Finestre se corona a una altitud de 2178 metros, en tanto que Cubilla y Trobaniello no llegan a 1700. Además, ¿y si nieva qué se hace? Lógicamente, plantear alternativas o suspender la etapa como se ha hecho toda la vida. Claro que la segunda opción es frustrante, pero puede ocurrir en cualquier puerto asfaltado del mundo.

Os dejo con unas imágenes de la ascensión al Finestre en 2005:

Ahora soñad un poco:

¡Qué bonito sería Trobaniello o Cubilla sur con Contador, Valverde, Schleck, Froome y la narración de De Andrés y Perico! ¿o no?