Oviedo-Avilés



Hace unos años la Vuelta a Asturias diseñó una etapa de altísima montaña con final en Oviedo. Un ejemplo muy válido de que en Asturias pueden diseñarse jornadas de este tipo sin finalizar en alto. La cercanía de puertos de nivel permite hacer recorridos que culminan en las grandes ciudades, como en el caso que os muestro a continuación.

Una hipotética etapa de alta montaña entre Oviedo y Avilés, con tres puertos grandes (Cordal, Cobertoria y Maravio por Teverga), que sirven para desgastar con vistas a la ascensión definitiva a la durísima Degollada, puerto ideal para rematar en Avilés.

¿Por qué un kilometraje tan corto? La respuesta es bien sencilla: a pesar de que el deporte en general y el ciclismo en particular no es una ciencia exacta, la forma de correr en la actualidad, cada vez más programada y particular hace que las etapas largas con puertos tendidos no sean aprovechados en su justa medida, sobre todo si es el último el más duro. Por ello hemos comprimido el kilometraje y la dureza. Degollada es una ascensión impresionante en sus cuatro kilómetros iniciales, con rampas al 22% y una media superior al 10%. El descenso se realiza por la conocida Reigada, en dirección al Centro Cultural Niemeyer, en Avilés.




Mapa de la ruta, en Google Maps:


Ver mapa más grande