Luces, cámara, acción!!! Llega la mejor etapa del año, la que todo el mundo del ciclismo espera desde que allá por el mes de enero se presentó el recorrido de la Vuelta a España. Un perfil que es un calco del realizado hace dos años cuando se llegó a la cima allerana de Coto Bello, pero con la “ligera” variación del puerto final, que no es poco. La cima “Chechu Rubiera” gustó mucho por su regularidad, pero el Cuitu Negru es otra historia completamente distinta. Un puerto descomunal en su conjunto que acumula un desnivel superior a los 1400 metros, varios kilómetros por encima del 10% y una parte final apoteósica con pendientes que alcanzan el 25%.


La cita central de este año en la Vuelta tiene lugar el 3 de septiembre y en el menú de “actores principales” el Cuitu viene acompañado de uno de los encadenados más duros que hay en la Península Ibérica: San Lorenzo-Cobertoria. Es la tercera ocasión que Unipublic se atreve con el mismo en los últimos 6 años, lo que deja bien claro que gusta mucho en la empresa organizadora. San Lorenzo y Cobertoria son dos puertos realmente duros, sostenidos, con buena carretera y que cuentan con rampas, que sin ser extremas, generan un desgaste en el pelotón que luego puede ser aprovechado en la ascensión final.

El perfil de los 100 últimos kilómetros es éste, con 3400 metros de desnivel, lo que quiere decir que cuando los corredores lleguen al pie de San Lorenzo habrán acumulado 1300...

 

San Lorenzo, un puerto “especial.

La vertiente de San Lorenzo que se utiliza este año es la contraria a la del año pasado. Mucho más irregular que la de Teverga, la cara somedana ofrece, sin embargo, un inicio demoledor (la primera rampa alcanza el 15%) y largos tramos por encima del 10%. 10 kilómetros a una pendiente media del 8,4% son suficientes razones para no desmerecer este coloso que la organización de la Vuelta se empeña en no catalogar como de categoría Especial…

El perfil del puerto es éste:

Unas fotos:

 

Cobertoria, la otra cara de la verdad

Son variadas las ocasiones en que esta vertiente ha sido utilizada en la Vuelta a España, siendo la más especial, sin duda, la de 2006, cuando fue final de etapa (viniendo, precisamente, de San Lorenzo, como esta vez). Con cuatro kilómetros finales de una extraordinaria dureza, el puerto quirosano es una ascensión que servirá para “limpiar” el pelotón… El descenso se realiza por la vertiente de Lena, la más dura de todas, la que parece ser esquivada por las rondas por etapas una y otra vez (de hecho, sólo se ascendió en competición en la Vuelta a los Valles Mineros de 1975).

El perfil de la Cobertoria por Llanuces es éste:

Unas fotos:


 

Cuitu Negru, el inicio de una leyenda que sigue

Cuitu es un puerto prolongación de Pajares y de la subida al Brañillín. Utilizado en varias ocasiones por la Vuelta a España como final de etapa (hasta Valgrande-Pajares), este corto “añadido” promete situar a Lena en el centro del ciclismo mundial por unas horas. Desde Pola de Lena la carretera ya toma sentido ascendente, con 32 kilómetros para llegar a los 1850 metros de altitud (la cima más alta de toda Asturias en asfalto) y superar un desnivel de casi 1600 metros. Un puerto cuyas rampas alcanzan el 25% y con una parte final “de traca” (2,8 kilómetros a una pendiente media del 13,3%). El Cuitu es el nuevo gigante de Asturias que ha eclipsado con fuerza al Angliru, el gran temido en el ciclismo y el cicloturismo de todo el mundo.

El perfil del Cuitu Negru es éste (globalmente):

Y su parte final, extraordinariamente dura, es ésta:

Unas fotos:

Pero para entrar en la leyenda será necesario utilizar, no solo la parte final del Cuitu Negru, sino gran parte de lo relatado aquí, los tres colosos que esperan al pelotón de la Vuelta a España este ansiado 3 de septiembre de 2012.