ALTO DE ABANTOS (POR SAN LORENZO DE EL ESCORIAL)

Al pie del Monasterio de El Escorial parte la carretera que nos conduce al alto de Abantos, utilizado en múltiples ocasiones en la Vuelta a España (alguna vez, por partida doble) y que hoy no es más que una pista en un malísimo estado. Pero aquí queremos disfrutar de cicloturismo, y no va a ser el momento de recordar batallas entre profesionales (sobre todo la de la crono de 2003 entre Nozal y Heras).
De todos los puertos cuyo reportaje puedes ver en esta web posiblemente el que tenga el inicio más monumental y bonito sea éste de Abantos. Más allá de nuestras ideas políticas, vale la pena pasearse por las calles de San Lorenzo del Escorial y, sobre todo, visitar el mencionado monasterio donde se encuentra el panteón de los reyes. Un trozo de historia que no se puede dejar pasar de largo. Un poco de turismo para saborear esta ascensión plenamente, no sólo en bicicleta
.



Son múltiples las opciones que tenemos de afrontar la primera parte (la de salida de San Lorenzo de El Escorial) en busca de la pista de Abantos (hoy por hoy, nunca mejor dicho, visto el estado infame que presenta). Como un guiño a ese Monasterio del Escorial, monumental inicio, arrancamos la medición en una rotonda próxima al mismo, atravesando estrechas calles adoquinadas durante los primeros 800 metros de subida. Ya aquí las pendientes alcanzan el 14%, dificultad agravada por dicho piso (empedrado).
Poco a poco la carretera se va metiendo en la arboleda, a medida que vamos saliendo de la localidad en busca de la fase principal del puerto. Y será poco antes de tercer kilómetro donde nos encontremos un cartel que nos indica "firme en mal estado". Una lástima (como se verá en las fotos) que las administraciones dejen  deteriorarse de tal manera esta carretera, pues no sólo tiene un interés cicloturista de primer orden, sino que sirve de paso para los vecinos de los pueblos que tenemos en la otra vertiente (la de Peguerinos, en Ávila).
Y llegamos a la fase de descanso, situada en mitad de subida, y que sirve para recargar energías con vistas a la posterior zona dura. Durante algo más de un kilómetro las pendientes son realmente impresionantes (alcanzando el 16%). Entre el kilómetro 7,7 y el 9 la pendiente media es del 11% (no reflejado numéricamente en la gráfica, aunque sí se intuye), lo que significa que nada de confianzas, pues superado el alto de Malagón (kiómetro 8,8), las dificultades continúan
Llegamos al citado primer alto, Malagón, a la altura del kilómetro 8,8, pero aún tardaremos en notar la suavización de la pendiente.
La ascensión a Abantos culmina pasado el límite provincial, sin encontrarnos cartel indicador en la zona más alta. Si bien el maestro Ricardo Landaburu "BuruM", del foro de Altimetrias, ideó hace algunos años una especie de carteles de madera donde se indican las características altimétricas del puerto. Un cartel que, hoy por hoy, se ha convertido en un símbolo de este puerto de Abantos.
El perfil de la ascensión es éste
:



Y ahora unas imágenes de la subida:






La subida en Google Maps: